• Un avión de guerra de Arabia Saudí
Publicada: viernes, 8 de mayo de 2015 22:02
Actualizada: viernes, 8 de mayo de 2015 23:58

El régimen de Arabia Saudí ha asegurado este viernes que desde esta noche intensificará sus ataques contra la provincia yemení Saada (noroeste), en represalia a las exitosas operaciones de los combatientes de Ansarolá en la provincia fronteriza saudí de Najrán.

El régimen saudí declara Saada como una "zona de guerra" y todo su territorio es "objetivo militar", por lo que ha exigido a los residentes abandonar sus hogares antes de las 19:00, hora local.

En este contexto, los aviones de guerra del régimen saudí y sus aliados han lanzado panfletos a los habitantes de Saada, en los que se les pedía dejar la zona.

Tales acciones vienen en respuesta a los recientes logros del movimiento popular  Ansarolá en su lucha contra las fuerzas saudíes desplegadas en las fronteras que comparten los dos Estados.

Combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá

 

En respuesta a la agresión que inició Riad contra Yemen hace ya más de 40 días, las fuerzas yemeníes han llevado a cabo varias ofensivas contra el territorio saudí. En los últimos días, han conseguido ocupar varias bases han matado a varios soldados de Arabia Saudí en las provincias fronterizas de la monarquía árabe.

El jueves, los comités populares con el apoyo de combatientes de Ansarolá pudieron derribar un helicóptero Apache perteneciente a Arabia Saudí en la provincia de Saada.

Residentes de Saada anuncian que no abandonan sus casas

Antes las amenazas del régimen saudí, los residentes de Saada han anunciado que nunca desalojarán sus hogares, ha informado la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen.

El acceso a Internet y las comunicaciones móviles han sufrido cortes en Saada debido a los bombardeos del régimen Al Saud, según los lugareños, esta medida busca impedir a los residentes difundir la realidad de los crímenes que perpetra este régimen en Yemen.

MSF advierte a Arabia Saudí sobre ataques aéreos en Saada

El incendio provocado por un ataque aéreo saudí contra un almacén de ayudas humanitarias de la Oxfam, en Saada

 

La Coordinadora Médica de Médicos Sin Fronteras (MSF), Llanos Ortiz, ha alertado que bombardear los objetivos civiles con o sin previo aviso constituye una flagrante violación de los derechos humanos.

Asimismo, ha enfatizado que es imposible que toda la población civil pueda abandonar Saada en las pocas horas de preaviso que han recibido. Muchísima gente no tiene vehículos o no disponen de gasolina debido al propio bloqueo comercial de la coalición.

Otros muchos no tienen acceso a la información porque las redes de teléfono móvil apenas funcionan en la provincia, ha añadido Ortiz.

El pasado 26 de marzo, Arabia Saudí lanzó una ofensiva militar contra Yemen, prescindiendo del permiso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un intento por eliminar de la ecuación al movimiento popular Ansarolá y restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, un estrecho aliado de Riad.

mkh/ctl/hnb