• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexander Lukashevich
Publicada: jueves, 26 de marzo de 2015 21:16

Rusia ha condenado este jueves la agresión militar de Arabia Saudí contra Yemen, subrayando que la ofensiva no es una salida correcta para poner fin a la crisis del país árabe.

Eso es una seria amenaza para la seguridad de la región con una crisis siria sin resolverse y zonas en conflicto en toda la zona de Oriente Medio y el norte de África”.

“Tal escenario no puede poner fin al conflicto de manera definitiva. En este sentido, una solución pacífica a una controversia es un requisito de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas”, ha aseverado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexander Lukashevich.

El funcionario, también, ha advertido a EE.UU. y a otros países que respaldan la operación militar contra Yemen que dicha ofensiva provocará serias consecuencias.

“Eso es una seria amenaza para la seguridad de la región con una crisis siria sin resolverse y zonas en conflicto en toda la zona de Oriente Medio y el norte de África”, ha sostenido Lukashevich durante una rueda de prensa celebrada en Moscú (capital rusa), en respuesta al apoyo anunciado por Washington a una agresión militar contra Yemen.

El portavoz ruso del Ministerio de Asuntos Exteriores ha hecho hincapié en que los métodos armados para resolver los problemas internos de Yemen son categóricamente inadmisibles, y ha agregado que el Kremlin solamente apoya una iniciativa bajo los principios internacionales.

Asimismo, el titular ruso ha llamado a todas las partes en el conflicto yemení y a sus aliados extranjeros a detener cualquier tipo de intervención militar inmediata.

“Nosotros calificamos de extremadamente importante que todas las partes en el conflicto y sus aliados externos detengan cuanto antes todo tipo de acción militar, y abandonen los intentos por alcanzar sus fines a través de las armas”, ha concluido.

Las agresiones de Riad, con luz verde de Washington, han provocado múltiples advertencias y críticas de distintos países, entre ellos Irán y China, que han alertado sobre las graves consecuencias de los últimos acontecimientos en Yemen.

Por otra parte, la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha reiterado que la acción militar no es una solución a la crisis en Yemen.

A primeras horas de la jornada de este jueves, una coalición contra el movimiento popular yemení Ansarolá, encabezada por Arabia Saudí, inició una ofensiva contra Yemen.

De acuerdo con el Ministerio de Salud yemení, al menos 25 civiles, en su mayoría niños y mujeres, han perdido la vida y otros 40 han resultado heridos, hasta el momento, en los bombardeos de los aviones saudíes en la capitalina ciudad de Saná.

alg/ybm/hnb