• FBI advierte sobre nuevos ataques a instituciones públicas
Publicada: sábado, 16 de enero de 2021 8:24
Actualizada: sábado, 16 de enero de 2021 13:13

EE.UU. vive días sin precedentes. Militares desplegados en la capital, rejas que se levantan para proteger a instituciones públicas ante posibles ataques de extremistas nacionales.

La capital de los EE.UU., Washington, parece una zona militarizada. Ante los temores de episodios de violencia a cinco días de la inauguración presidencial, se continúa fortaleciendo las medidas de seguridad, sobre todo en los alrededores de la Casa Blanca y el Capitolio.

El FBI ha advertido sobre posibles ataques con explosivos por parte de grupos extremistas, durante las protestas de aquí al 20 de enero. También alerta acerca de nuevos ataques a instituciones públicas.

Se temen escenas como estas. Asalto al congreso, sucedido la semana pasada. Hechos que son investigados para dar con los radicales, y detectar las fallas en el Departamento de Justicia y posibles cómplices entre los agentes de seguridad, y miembros del congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pide formar una comisión como la que investigó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, para que se encargue de la pesquisa de la insurrección al capitolio.

Pelosi, volvió a criticar el papel del presidente saliente, Donald Trump. Dijo que se lleva adelante el proceso del impeachment, sin mencionar la fecha en que se enviará el artículo de juicio político al Senado.

El asalto al capitolio y las advertencias posteriores de la agencias de seguridad, harán que la toma de posición del presidente electo, Joe Biden sea la más insólita. Para el 20 de enero, habrá alerta máxima en todo el país. Incluso se ha visto afectado el ensayo de la ceremonia.. Se ha pospuesto un día, del domingo al lunes.

esl/mkh