• Una refinería de la petrolera estatal PDVSA.
Publicada: viernes, 20 de noviembre de 2015 11:34

La Cancillería de Venezuela envió una carta de protesta formal a EE.UU. para reclamar el supuesto espionaje de la NSA a la petrolera estatal PDVSA.

El vicecanciller venezolano para América del Norte, Alejandro Fleming, entregó el jueves la nota de protesta al encargado de negocios de EE.UU. en Caracas (capital venezolana), Lee McClenny, en la que el Gobierno venezolano exige a Washington que respete su soberanía nacional.

El Gobierno de Venezuela trata de distraer la atención de sus propias acciones, culpando a Estados Unidos o a otros miembros de la comunidad internacional por los hechos que ocurren dentro de su propio país”, sostuvo John Kirby, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

El Ministerio de Exteriores venezolano, en un comunicado difundido el jueves, pidió una explicación inmediata al Gobierno estadounidense por el espionaje que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) ha practicado durante casi 10 años en la empresa petrolera venezolana, incluido personal de alto rango.

Embajada de EE.UU. en Caracas, capital de Venezuela.

 

Señaló que esas actividades de la NSA constituyen una violación de la convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas (1961) y de las leyes nacionales e internacionales.

En la misma jornada, el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, John Kirby, confirmó que Washington ha recibido la nota de protesta de Venezuela.

Nuestro Gobierno va a responder por medio de canales diplomáticos al Gobierno de Venezuela. Nosotros revisamos regularmente nuestras políticas sobre vigilancia electrónica. Como regla general no comentamos públicamente sobre presuntas actividades de inteligencia”, explicó.

Kirby en sus declaraciones publicadas por la cadena local VOA (Voice of America) acusó a Caracas de usar este tipo de acciones para desviar la atención pública de lo que pasa dentro del territorio bolivariano.

“(El Gobierno de Venezuela) trata de distraer la atención de sus propias acciones, culpando a Estados Unidos o a otros miembros de la comunidad internacional por los hechos que ocurren dentro de su propio país”, alegó el funcionario norteamericano.

Según documentos desvelados por el excontratista de la NSA, Edward Snowden, publicados el miércoles por la agencia de noticias venezolana TeleSUR, las agencias de inteligencia NSA y la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), en conjunto con la embajada norteamericana en Caracas, espiaron durante casi 10 años los datos secretos de la empresa estatal venezolana PDVSA.

El documento fechado en marzo de 2011, con la etiqueta “ultra secreto” habría sido redactado por un analista de la NSA que detalla que el espía penetró la red interna de PDVSA en algún momento a fines de 2010. Como muestra uno de los documentos, gracias a este espionaje se conoció que “PDVSA es el corazón económico de Venezuela”.

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

Las injerencias de Washington, según afirman las autoridades venezolanas, han aumentado en el país sudamericano de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, y Caracas cree que todo se trata de un intento de la Casa Blanca de incitar a la violencia en Venezuela y socavar los comicios, con la ayuda de la oposición.

El presidente venezolano Nicolás Maduro denunció recientemente la conspiración de los nuevos diplomáticos de la embajada de EE.UU. en su país, y afirmó que el imperialismo estadounidense es el mayor responsable de las conspiraciones que buscan debilitar la economía y la política del país, al igual que la derecha venezolana.

El 6 de noviembre, las fuerzas de defensa venezolanas identificaron un avión de Inteligencia de la guardia costera de EE.UU., tipo Dash 8, cuando se aproximó por el noroeste del país.

msm/ncl/nal

Commentarios