• Venezuela estudia mecanismos populares para superar las sanciones
Publicada: domingo, 29 de mayo de 2022 2:18

Venezuela inaugura el Diplomado sobre Medidas Coercitivas para formar expertos que ofrezcan soluciones a las sanciones, como las de EE.UU. al país suramericano.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, presente en la inauguración, explicó que el Diplomado sobre Medidas Coercitivas tiene como objetivo estudiar los mecanismos creados por el pueblo venezolano para superar el bloqueo económico.

Destacó que de este estudio saldrán verdaderos expertos en las sanciones, de modo que podrán defender al pueblo y encontrar vías para que este salga victorioso frente a medidas, como bloqueos y sanciones.

“No podemos combatir las sanciones ilícitas sin conocerlas y para eso se crea este viceministerio (Política Antibloqueo) que está en consonancia con el Observatorio del Centro Internacional de Inversión Productiva”, especificó el sábado Rodríguez en el evento al que también asistió el viceministro de Política Antibloqueo, Wiliam Castillo.

La funcionaria puso de relieve que, mediante la Ley Antibloqueo, se fundó el Observatorio para estudiar las medidas coercitivas unilaterales, cada uno de los temas vinculados con las imposiciones efectuadas del Congreso de Estados Unidos y las siete órdenes Ejecutivas, la cual “es donde está todo el entramado jurídico que se le ha aplicado a Venezuela, y yo diría más bien antijurídico”, sentenció.

Por su parte, la rectora de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Sandra Oblitas, señaló que se han diseñado cuatro módulos de estudio sobre aspectos históricos, políticos, geopolíticos, jurídicos y económicos, lo que permitirá estudiar diferentes contextos en los que se han impuesto los embargos.

Venezuela afirma que el Occidente, a través de sanciones unilaterales e ilegales, busca destruir la economía venezolana para crear descontento entre la población y así facilitar un golpe contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

En este sentido, las autoridades venezolanas han censurado, una y otra vez, el “terrorismo económico” de Occidente contra su país, denunciado que dichos actos hostiles han dificultado la lucha contra la COVID-19 y generado pérdidas millonarias para la nación sudamericana.

sre/ncl/rba