• Sede de la Cancillería venezolana en Caracas, la capital.
Publicada: martes, 23 de noviembre de 2021 8:43

La Cancillería venezolana arremete contra injerencia de EE.UU. en sus asuntos y considera “el colmo del cinismo” sus intentos para desacreditar las elecciones.

En un comunicado emitido el lunes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Venezuela expresó su rechazo a las intervenciones de Washington, que, como parte de su política sistemática de no reconocer las elecciones de Estados soberanos, intenta “sin éxito desacreditar” los comicios regionales y municipales del 21 de noviembre en el país bolivariano.

“Es el colmo del cinismo que un país donde existe una democracia indirecta, con elecciones de segundo grado y que ha declarado una guerra económica brutal contra Venezuela, que somete al pueblo venezolano a un bloqueo generalizado y que apoya a un grupo de criminales que actualmente expolian los activos de la nación, pretenda tener la moral para cuestionar las elecciones alegando falta de libertados u otro tipo de condiciones”, se lee en el texto.

La nota también reza que, no obstante, “el imperialismo” norteamericano es “el gran perdedor” de dichas elecciones —en las que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se hizo con el 20 de un total de 23 gobernaciones del país, mientras que la oposición ganó solo tres estados—, pues tiene la intención de agredir contra Caracas con este tipo de pretextos, denuncia la Cartera venezolana.

 

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, acusó el lunes al Gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, de “privarle a los venezolanos una vez más el derecho a participar en un proceso electoral libre y justo” y denunció supuestos “arrestos arbitrarios de actores políticos y de la sociedad civil”. Washington “continuará trabajando con sus socios venezolanos e internacionales para presionar” a Caracas, aseguró.

Washington lanza tales acusaciones contra Caracas mientras más de 300 observadores internacionales se encontraban en el país sudamericano para observar el proceso comicial, entre ellos de la Unión Europea (UE), la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Centro Carter de Estados Unidos y el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), entre otros.

Según el informe de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, unos 8 151 793 ciudadanos acudieron a las urnas a ejercer el derecho al sufragio, es decir, el 41,8 % de la población convocada, lo que se ha considerado por los veedores una tasa extraordinaria a nivel internacional.

ftn/mkh