• Foto del perfil de Twitter del periodista nacionalizado venezolano Walter Martínez.
Publicada: domingo, 24 de mayo de 2020 22:04

El periodista y conductor del programa Dossier de la cadena venezolana Telesur, ha mostrado solidaridad y empatía con el asesinado comandante iraní Soleimani.

Walter Martínez, periodista corresponsal de guerra uruguayo y nacionalizado venezolano, en un acto de empatía e identificación con el teniente general Qasem Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, decidió cambiar la foto de su perfil de Twitter por la del asesinado militar persa.

Martínez es reconocido por sus méritos de amplia experiencia como analista internacional y corresponsal de guerra, así como en el formato particular del programa y en sus opiniones sobre el acontecer diario. Es el único corresponsal de guerra enviado por Venezuela a cubrir los últimos tramos de la Guerra Fría, la Guerra del Golfo y otros conflictos minoritarios.

De otro lado, debemos recordar que, Estados Unidos asesinó la madrugada del 3 de enero al comandante Soleimani junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis en suelo iraquí.

Perfil de Twitter de Walter Martínez, periodista y conductor del programa Dossier.

 

El alto estratega iraní, considerado el general más destacado en Asia Occidental en 2017 por varios analistas y observadores, desempeñó un papel relevante en los duros combates en Irak y Siria contra los grupos terroristas, muchos de ellos respaldados por el régimen israelí, países occidentales y ciertas monarquías árabes.

El pasado mes de abril, el premier iraquí, Mustafa al-Kazemi, decidió formar un comité para investigar el asesinato del principal comandante antiterrorista iraní en Irak. Esta decisión fue tomada después de que solicitara una reunión con el Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá) para explicar su posición sobre el asesinato de Soleimani.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) aseguró en aquel entonces que el atentado fue ejecutado por orden directa del presidente de EE.UU., Donald Trump.

En represalia, Irán respondió también al asesinato de Soleimani lanzando la madrugada del 8 de enero misiles tierra-tierra de corto alcance contra la base estadounidense de Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental de Al-Anbar. Un ataque preciso que dejó al mundo boquiabierto, pues el Ejército norteamericano, a pesar de mantenerse en máxima alerta, no logró interceptarlo.

lvs/rha/msf