• El presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, Diosdado Cabello
Publicada: jueves, 25 de junio de 2015 9:03

La oposición Venezuela intenta perturbar la estabilidad de Ecuador afirmó el presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, Diosdado Cabello.

Durante su programa Con el Mazo Dando, transmitido el miércoles por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) el máximo responsable de la AN denunció la participación del asesor político y miembro del partido de ultraderecha Primero Justicia (PJ), Armando Briquet, en los actos violentos en Ecuador para luego aseverar que no se trata de la primera vez que el mencionado individuo había participado en actos desestabilizadores en otros puntos de la región.

Cabello, asimismo, reiteró que la ultraderecha venezolana aspira engendrar caos en Ecuador para así materializar su anhelo frustrado en su país natal.

De igual modo, aseguró que Briquet toma parte de las tentativas golpistas y los esfuerzos desestabilizadores de la oposición ecuatoriana que buscan acabar con el Gobierno legítimo del presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Conforme a las declaraciones de Cabello, Briquet, en ocasiones anteriores había viajado a otras naciones latinoamericanas como Bolivia para agitar la situación.

Con estas afirmaciones, el presidente de la AN hizo referencia a las afirmaciones de Correa, quien hace cuatro días anunció que los venezolanos reaccionarios se infiltraron en el territorio ecuatoriano para animar al pueblo para que se levante contra el Gobierno de Quito.

Pues, alertó a todos los países de la región a estar alerta de las acciones conspirativas de la derecha patrocinada por las autoridades de EE.UU.

A modo de colofón exigió a las autoridades latinoamericanas que respeten a Correa y brinden su apoyo al Gobierno de Quito que a juicio de Cabello experimenta la misma situación que se vive en Venezuela.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa.

 

Desde el pasado 5 de junio, Ecuador es escenario de movilizaciones tanto a favor como en contra del Gobierno de Correa, después de que él presentara el mencionado proyecto de ley para cargar la riqueza (herencias) y las ganancias extraordinarias (plusvalía) con nuevos impuestos: iniciativa que ayudará, de acuerdo con la Administración de Correa, a combatir los niveles de pobreza extrema.

Desde aquel entonces, el presidente de Ecuador en reiteradas ocasiones ha denunciado los actos conspirativos de la oligarquía y ha pedido a la gente que no se olvide de los logros de la revolución ecuatoriana.

Ante la escalada de las manifestaciones, Correa anunció el lunes el retiro temporal de los dos proyectos ya enviados a la Asamblea Nacional y convocó un gran debate a nivel nacional a fin de evitar una mayor violencia impulsada por la derecha.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) repudió el pasado martes las movilizaciones contra la Administración ecuatoriana. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), igualmente, expresó su solidaridad con el jefe de Estado de Ecuador. A ellos, se suman el respaldo de sus pares de Venezuela y Bolivia, Nicolás Maduro y Evo Morales, respectivamente.

mno/ktg/rba

Commentarios