• Foto archivo
Publicada: sábado, 12 de marzo de 2016 14:35
Actualizada: domingo, 13 de marzo de 2016 7:17

La oposición venezolana ha convocado este sábado una movilización para exigir la salida del poder del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que controla el Parlamento, además de buscar una vía legal para la dimisión del citado presidente, ha convocado mediante Twitter a sus simpatizantes a una marcha en 15 de los 23 estados a favor de la renuncia de Maduro bajo el lema "Vamos con todo".

"No le tenemos miedo al juego y queda claro que es el pueblo el que decide", afirmó el viernes el diputado opositor Freddy Guevara. Calificó, además, de necesaria la presencia del pueblo en la calle.

No le tenemos miedo al juego y queda claro que es el pueblo el que decide", afirmó el diputado opositor Freddy Guevara.

El presidente Maduro encabezará también hoy una marcha, pero esta en repulsa contra la decisión de Estados Unidos de prolongar por un año el decreto en el que considera a Venezuela de amenaza "inusual y extraordinaria" para su seguridad.

La Asamblea Nacional (AN), controlada por la coalición derechista desde las elecciones parlamentarias del pasado diciembre, ya había amenazado con que trataría de tumbar el Gobierno de Maduro, y para ello aprobó el jueves en un primer debate la ley que regirá el referendo revocatorio contra Maduro.

Esta ley, que será sometida a una segunda votación para su aprobación final, establece un plazo de tres meses y medio para convocar, gestionar y realizar un referendo encaminado a anticipar la salida del poder del presidente de Venezuela.

El excandidato presidencial y gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, inició el mes pasado una gira por el país para impulsar el referendo revocatorio.

No obstante, el oficialismo desestima las acciones de la oposición y la acusa de promover un "golpe de Estado".

Cabe recordar que Capriles, con el apoyo de la derecha internacional y de EE.UU., incitó junto a otros denominados opositores las acciones violentas en Venezuela entre febrero y marzo de 2014 y que dejaron un saldo de 43 muertos.

Venezuela, rica en reservas petroleras, atraviesa una grave crisis económica debida en gran medida a la caída de los precios del crudo, y la oposición, aprovechando la coyuntura, acusa a Maduro de mala gestión. Este, no obstante, viene demostrando que su Gobierno se enfrenta a una guerra económica orquestada por la derecha.

Además, en una reunión mantenida el jueves con altos funcionarios gubernamentales, el jefe de Gobierno venezolano, tras desestimar los esfuerzos de la derecha venezolana para derrocarlo, advirtió a la oposición de que él es quien dirige Venezuela y no podrán sacarlo del poder.

aaf/nii/

Commentarios