• Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry
Publicada: sábado, 25 de abril de 2015 9:35

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, acusó a Rusia de no aplicar, en su sentido real, el cese el fuego acordado sobre la región oriental de Ucrania y de haber desplegado fuerzas en esa zona conflictiva.

“Está claro que el acuerdo de alto el fuego de Minsk (Bielorrusia) no ha sido cumplido completamente por Rusia”, alegó el viernes el alto funcionario estadounidense.

En sus declaraciones reiteró que recientemente abordó con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, la presencia de convoyes y equipos rusos en el este de Ucrania y pidió la retirada de los mismos.

Asimismo, la misma jornada, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, acusó al Kremlin de “no querer la paz en Ucrania”, por lo cual, advirtió que Kiev aumentaría la lucha en la región.

Por otra parte, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha insistido este sábado en que Kiev cumplirá con los acuerdos de Minsk.

“Me gustaría asegurarles que las Fuerzas Armadas de Ucrania y yo, en calidad de comandante en jefe, damos garantías muy precisas de que respetaremos los acuerdos de Minsk y no lanzaremos una ofensiva”, ha expresado el mandatario ucraniano (foto inferior).

Además, ha hecho hincapié en que el entrenamiento de las fuerzas de seguridad ucranianas por instructores estadounidenses no contraviene el cese el fuego alcanzado.

La decisión de EE. UU. de entrenar a la Guardia Nacional de Ucrania provocó una rápida reacción de Moscú

“La presencia de especialistas de un país tercero no facilita una solución del conflicto ni la creación de una buena atmósfera, sino que, al contrario, desestabiliza seriamente la situación”, aseguró el 17 de abril el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. 

El pasado 12 de febrero en Minsk, capital bielorrusa, se acordó el alto al fuego entre el Ejército ucraniano y los independentistas de las regiones de Donetsk y Lugansk (ambas en el este de Ucrania) a partir del 15 de febrero de este año en curso. Desde entonces, sin embargo, ambas partes se han acusado mutuamente, en numerosas ocasiones, de romper el alto el fuego.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 6000 personas han perdido la vida en el conflicto de Ucrania y alrededor de 1,5 millones se han visto obligadas a huir de sus hogares en los últimos meses de la crisis.

msm/anz/mrk

Commentarios