• El portavoz de la Cancillería rusa, Alexander Lukashevich
Publicada: miércoles, 4 de marzo de 2015 19:23

Rusia ha acusado este miércoles a EE.UU. de intentar frustrar el proceso de paz de Ucrania con medidas como las promesas armamentísticas para reprimir a los independentistas del este o la prolongación por un año de las sanciones económicas a estos y a Moscú.

Apenas se producen signos de un arreglo pacífico de la grave crisis en Ucrania, Washington, que alentó el año pasado el golpe de Estado en Kiev, comienza nuevamente a desestabilizar la situación".

"Apenas se producen signos de un arreglo pacífico de la grave crisis en Ucrania, Washington, que alentó el año pasado el golpe de Estado en Kiev, comienza nuevamente a desestabilizar la situación", ha afirmado el portavoz de la Cancillería rusa, Alexander Lukashevich.

En este sentido, ha considerado la decisión del presidente de EE.UU. (Barack Obama) de prolongar un año más las sanciones existentes y la imposición de nuevas como una medida contraria al proceso de paz en Ucrania, mientras se hace realidad el régimen de alto el fuego acordado en Minsk.

"¿No es acaso un intento por destruir los tímidos brotes de confianza entre éstos (las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk) y las autoridades ucranianas, de minar o frustrar el proceso de paz?", se ha preguntado.

Por otra parte, se ha referido a otras devastadoras decisiones de Washington que llevan al fracaso el proceso de paz ucraniano, como las promesas armamentísticas que ha dado a Kiev para instigar “los planes revanchistas del 'partido de la guerra'”.

Al final ha advertido a Washington sobre las consecuencias de sus decisiones y la ineficacia de sus sanciones, para cambiar la posición de Moscú respecto a los acontecimientos de Ucrania.

Obama amplió el martes un año más las sanciones a Moscú, debido a la posición que mantiene sobre el conflicto en Ucrania, iniciado en marzo de 2014; además, los otros líderes europeos amenazaron a Moscú con nuevas sanciones.

Asimismo, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Martin Dempsey, se mostró el martes a favor de aumentar el suministro de armas a Ucrania para que Kiev pueda hacer frente a los independentistas en el este del país.

Respecto a las sanciones, la semana pasada el canciller ruso, Serguei Lavrov, denunció que las amenazas sobre nuevas sanciones contra Moscú revelan la mala voluntad de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de que se aplique el acuerdo de paz alcanzado por el Cuarteto de Normandía en Minsk.

Kiev y sus aliados occidentales han acusado a Moscú, en repetidas ocasiones, de apoyar con hombres y suministro militar a los independentistas del este de Ucrania; Rusia, por su parte, rechaza tales alegatos.

tmv/ybm/kaa