• Turquía declara persona no grata a 10 embajadores occidentales
Publicada: domingo, 24 de octubre de 2021 1:36
Actualizada: domingo, 24 de octubre de 2021 3:18

Turquía declara persona no grata a 10 embajadores occidentales, incluido EE.UU., por apoyar a un encarcelado opositor turco implicado en el golpe de 2016.

“He hablado con el ministro de Asuntos Exteriores [Mevlut Cavusoglu] y le he dicho: ‘Trate de inmediato la declaración de estos diez embajadores como de personas no gratas’”, ha anunciado este sábado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

De este modo, el mandatario turco hace referencia a los embajadores de Estados Unidos, Francia, Canadá, Finlandia, Países Bajos, Dinamarca, Alemania, Nueva Zelanda, Noruega y Suecia, los países que han publicado el 18 de octubre un texto conjunto en el que piden la libertad del opositor turco Osman Kavala.

Aunque no ha precisado fecha para la expulsión a estos embajadores occidentales, a quienes acusó de “indecencia”, Erdogan ha advertido que “el día que no conozcan ni entiendan a Turquía, se marcharán de aquí”.

 

Por su parte, el 19 de octubre el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía citó a los embajadores ante dicha institución en protesta la carta conjunta que, para Ankara, incurre “en violación de las costumbres diplomáticas”.

Kavala lleva en cárcel preventiva desde octubre de 2017 y es acusado, entre otros delitos, de “conspirar contra el Estado” y haber participado en el fallido intento de golpe de Estado de 2016 contra Erdogan.

Según la Convención de Viena de 1963, cuando un Estado declara como persona “non grata” al embajador de otro, el país que ha enviado dicho embajador debe retirarlo en un plazo determinado de tiempo. Si no logra hacerlo, entonces el país receptor puede, sin dar ningún motivo, expulsar a dicho embajador de su territorio.

Ankara y Washington mantienen una pugna debido a la negativa del país norteamericano a detener y extraditar al predicador Fethulá Gülen, enemigo de Ankara y acusado de haber orquestado el fallido intento de golpe de Estado en 2016 que reside en Estados Unidos desde 1999.

Turquía ha criticado reiteradamente a EE.UU. por pedir innumerables pruebas antes de proceder contra el líder opositor turco, advirtiendo que las relaciones bilaterales se verán empañadas por esa actitud.

En este contexto, el Gobierno de Turquía, presidido por rdogan, acusó a varios empleados de la embajada de EE.UU. de realizar actividades de espionaje y tener vínculos con la red de Gülen.

tmv/ncl/rba