• Guardia de seguridad frente al Palacio de Justicia de Estambul (Turquía), 3 de julio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 28 de septiembre de 2020 19:05

La Fiscalía de Turquía presenta cargos contra otros seis funcionarios del consulado saudí en Estambul por el asesinato del Jamal Khashoggi.

Según han informado este lunes los medios turcos, la Fiscalía del país euroasiático solicita cadena perpetua para dos de los nuevos acusados, que, de acuerdo a la acusación formal, eran parte del equipo que perpetró el asesinato de Khashoggi y abandonó Turquía tras los hechos.

Mientras tanto, los otros cuatro podrían afrontar condenas de hasta cinco años de cárcel. Estos últimos están acusados de alterar la escena del crimen y de eliminar pruebas materiales.

Las fuentes, no obstante, no han aclarado si estas seis personas están incluidas en el grupo de 20 acusados que un tribunal de Estambul comenzó el 3 de julio a juzgar, pese a que ninguno de ellos se encontraba en Turquía.

Ankara había tramitado las solicitudes de captura y extradición a través de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) contra las referidas 20 personas, entre las cuales figuran dos antiguos asesores del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, acusados de haber orquestado el asesinato de Khashoggi y de “instigar la planificación de un homicidio premeditado con tortura brutal”.

 

Khashoggi, prominente columnista del diario estadounidense The Washington Post (WP) —quien se mostraba crítico con la política del régimen de Riad—, fue degollado el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

Tras reiteradas negativas, las autoridades saudíes terminaron reconociendo el asesinato del periodista, pero insinuaron que fue obra de algunos de los asesores de Bin Salman, aunque las evidencias señalan que él mismo lo ordenó. Sin embargo, nunca se llegó a incriminar al príncipe heredero.

Entretanto, un tribunal de Arabia Saudí condenó el 7 de septiembre a penas de cárcel a ocho personas por el asesinato de Khashoggi, reduciendo así la pena de muerte dictada en diciembre de 2019 contra cinco de ellas.

El fallo de la corte saudí provocó el inmediato rechazo de la ONU, que consideró “parodia” tal veredicto, y de Turquía que denunció que el fallo dictado por Riad contra los autores del asesinato de Khashoggi “no cumplía las expectativas” del país ni de la comunidad internacional.

tqi/ctl/myd/rba