• Erdogan advierte que “Israel está poniendo al mundo en peligro”
Publicada: miércoles, 27 de noviembre de 2019 21:25
Actualizada: jueves, 28 de noviembre de 2019 1:17

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pide al mundo tomar una postura firme ante Israel, al tachar al régimen de Tel Aviv de un “peligro” para el mundo.

En declaraciones formuladas este miércoles en la ceremonia inaugural del Comité Permanente de Cooperación Económica y Comercial de la Organización de la Cooperación Islámica (COMCEC, por sus siglas en inglés), celebrada en la ciudad turca de Estambul, el mandatario turco ha arremetido, una vez más, contra las políticas de Israel en los territorios ocupados palestinos.

“Israel, que no respeta el derecho de los palestinos a la vida, a las propiedades y al trabajo, está poniendo a la región y el futuro del mundo en peligro”, ha advertido el jefe del Estado turco, según cita el diario local Hurriyet.

LEER MÁS: Israel reprime protesta de palestinos con motivo de Día de la Ira

LEER MÁS: Colonos israelíes atacan 5 aldeas palestinas y queman sus coches

Erdogan ha llamado a la comunidad internacional a mostrar una postura firme frente a este régimen ocupador, al tiempo que ha reprobado el apoyo de ciertos países occidentales, sobre todo de EE.UU., a las políticas israelíes, que solo han hecho que el conflicto en Oriente Medio se agrande.

El dignatario turco ha aprovechado la ocasión para denunciar el reconocimiento dado por EE.UU. a Al-Quds (Jerusalén) como la capital israelí, y ha subrayado la importancia de esta ciudad ocupada palestina para las tres religiones.

Israel, que no respeta el derecho de los palestinos a la vida, a las propiedades y al trabajo, está poniendo a la región y el futuro del mundo en peligro”, advirtió el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

Los que tratan de “saquear” la ciudad santa obran de manera “errónea”, ha señalado Erdogan, para después añadir que “Turquía está decidida a defender la privacidad de Jerusalén”.

En septiembre de 2017, el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, declaró a Al-Quds como la capital israelí y unos meses más tarde trasladó su embajada de Tel Aviv a esta urbe, desatando una ola de condenas y rechazos a nivel internacional.

La medida también había sido censurada por una mayoría abrumadora de países. A finales de 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) condenó, en una resolución, el polémico accionar, con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones.

mjs/anz/nlr/alg