• Selahattin Demirtas, jefe del Partido Democrático del Pueblo (PDP) de Turquía
Publicada: martes, 28 de julio de 2015 12:49
Actualizada: lunes, 3 de octubre de 2016 12:39

El líder del Partido Democrático del Pueblo turco (HDP, por sus siglas en turco) advirtió de que las crecientes hostilidades entre el Gobierno y los kurdos están avivando las llamas de una posible guerra civil.

"Un Gobierno en funciones con un primer ministro en funciones está llevando al país paso a paso a una guerra civil", declaró el lunes el dirigente del HDP, Selahattin Demirtas, refiriéndose al Partido de la Justicia y Desarollo (AKP, por sus siglas en turco) que gobierna en Turquía.

El AKP es un partido que está metido hasta el cuello en la corrupción y busca de forma iracunda una forma de volver al gobierno otra vez", argumentó el líder del HDP.

El líder del partido pro-kurdo HDP, agregó que el Gobierno está provocando una guerra civil para mantenerse en el poder, y que las redadas y los bombardeos sobre las regiones de Siria e Irak, traerían consecuencias catastróficas para el país.

"El AKP es un partido que está metido hasta el cuello en la corrupción y busca de forma iracunda una forma de volver al gobierno otra vez", argumentó.

El dirigente del HDP responsabilizó a las autoridades de las muertes causadas por los recientes atentados terroristas, diciendo que "el AKP está empantanado en el crimen".

El partido gobernante AKP, perdió la mayoría absoluta en las elecciones el pasado 7 de junio, en las que el partido HDP consiguió superar el 10 % establecido por la ley y por consiguiente entrar en el Parlamento por primera vez en su historia.

Los kurdos son la minoría étnica más grande de Turquía, que comprende el 25 % de la población.

Recientemente, el AKP fue acusado por el HDP de hacer la vista gorda sobre la amenaza de la violencia doméstica en el país que planteó el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en un ataque terrorista en la ciudad de Suruc, en la frontera con Siria.

En reiteradas ocasiones, se ha demostrado que el Gobierno de Turquía apoya económica y armamentísticamente a este grupo terrorista, y deja pasar a los terroristas libremente por sus fronteras. Ankara apoya a los terroristas takfiríes ya que tiene como objetivo derrocar el Gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad.

En consecuencia, los ciudadanos turcos de distintas ciudades se han manifestado en diferentes ocasiones gritando lemas contra el presidente, Recep Tayyip Erdogan, como "Erdogan asesino" o "Erdogan colabora con EIIL".

Por otra parte, el Ejército turco lleva a cabo bombardeos bajo la excusa de combatir a Daesh y el terrorismo que en realidad afectan a los kurdos que residen en Irak y Siria ya que los combatientes kurdos habían hecho grandes avances en cortar el acceso de EIIL a Turquía.​

snr/rha/rba

Comentarios