• --
Publicada: domingo, 28 de septiembre de 2014 3:29
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:42

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, ante el pleno del 69 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), advirtió el sábado que EE.UU. y la OTAN intentan hacer un nuevo reparto del mundo por la fuerza de las armas que, a su juicio, conducirá a la ingobernabilidad, entre otras graves consecuencias. Rechazó también la intervención extranjera en Siria, mediante el financiamiento y entrega de armas a grupos terroristas, así como los bombardeos unilaterales del Pentágono en Irak y Siria, "sin respetar fronteras ni Estados soberanos, aunque las disimule con dudosas coaliciones". Sobre Palestina, defendió su derecho a convertirse en miembro pleno de las Naciones Unidas, con un Estado establecido dentro de las fronteras de 1967 y con Al-Quds (Jerusalén) como su capital. El jefe de la Diplomacia cubana señaló que las leyes estadounidenses fuera de sus fronteras se han convertido en "una herramienta de política externa de castigo, amenaza y obtención espuria de recursos financieros". Al respecto, especificó el caso contra el banco francés BNP Paribas. El pasado julio, una corte estadounidense sentenció a este banco al pago de una multa de 8900 millones de dólares por haber violado el embargo estadounidense a transacciones financieras con Sudán, Cuba e Irán. Rodríguez también condenó el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y el hecho de mantenerla en la lista "unilateral y arbitraria" de países "patrocinadores de terrorismo". ncl/ktg/nal
Commentarios