• Logotipo del Mercosur en una reunión del grupo en Paraguay.
Publicada: jueves, 30 de septiembre de 2021 2:21

Los intereses encontrados de los dos mayores socios del Mercosur, Brasil y Argentina, ponen en riesgo al grupo que está más dividido que nunca.

La polémica en el grupo surgió el lunes, cuando el ministro brasileño de Economía, Paulo Guedes, afirmara que el bloque económico tiene que ser “modernizado” y advirtiera que si alguno de sus miembros no se siente “cómodo” con eso, que “se retire”.

La modernización a la que aludió el ministro pasa por una posible reducción de los aranceles externos del Mercado Común del Sur (Mercosur) y permitir a los Estados miembros negociar acuerdos con otros países o plataformas de integración en forma individual y no conjunta, como hasta ahora lo imponen las normas internas del bloque.

Ambas propuestas son defendidas con fuerza por Uruguay y Brasil, presidente pro tempore del organismo, en tanto que Paraguay las respalda a medias y Argentina se opone de forma frontal.

El Gobierno argentino defiende reducciones de los aranceles más moderadas y puntuales para no perjudicar la competitividad de sus productores frente a las importaciones de otros mercados.

 

Nosotros no vamos a salir del Mercosur, pero no aceptaremos un Mercosur como herramienta ideológica. El Mercosur es una plataforma de integración en la economía global. Si no entrega ese servicio nosotros vamos a modernizarlo, y los incomodados que se retiren”, afirmó en una reunión virtual con un grupo de empresarios.

Aclarando a quien iba dirigido su mensaje dijo que “Nos mantendremos firmes en esa posición. Y Argentina parece que está muy firme en una posición antagónica a la nuestra […] Argentina dijo eso un día: el Mercosur es como es y los incomodados que se retiren; se lo vamos a devolver”, emplazó el ministro del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien mantiene una línea crítica frente al presidente argentino, Alberto Fernández.

Las confrontaciones en el grupo de integración no son de ahora. El analista venezolano Ángel Rafael Tortolero Leal se refirió al respecto en julio en una entrevista con HispanTV y subrayó que la incorporación plena de Bolivia al organismo multilateral, tras la victoria de un gobierno izquierdista en el país andino, así como un cambio del poder en Brasil tras las elecciones presidenciales en 2022, acelerarían el fortalecimiento del Mercosur,  que representa un mercado de 300 millones de personas, con un territorio de más de 14 millones de kilómetros cuadrados.

ncl/mkh