• Investigan en Brasil presunta masacre de indígenas en la Amazonía
Publicada: martes, 12 de septiembre de 2017 23:53

La Fiscalía de Brasil investiga una supuesta masacre de indígenas aislados en el interior de la Amazonía, cometida presuntamente por mineros ilegales.

El pasado fin de semana salió a la luz de la mano de la organización no gubernamental Survival la presunta masacre de más de 10 indígenas en la Amazonía y ahora la Fiscalía brasileña se encuentra investigando lo que habría sido una matanza perpetrada por un grupo de mineros ilegales.

“A petición de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), el Ministerio Público Federal está investigando desde agosto, junto a la Policía Federal, un supuesto ataque contra los pueblos indígenas aislados que habitan la región del río Jandiatuba, en la tierra indígena Valle del Javari”, se indica en un comunicado emitido por FUNAI el lunes.

Los hechos habrían ocurrido a finales de agosto entre los ríos Jandiatuba y Jutaí, en la zona próxima con la frontera de Perú y a unos 1000 kilómetros de Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas.

Las sospechas surgieron cuando se detuvieron a varios “garimpeiros”, como se llama en portugués a las personas que practican la minería ilegal, hablando sobre el presunto ataque. Las organizaciones indígenas estiman que habría entre 10 y 20 personas muertas.

A petición de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), el Ministerio Público Federal está investigando desde agosto, junto a la Policía Federal, un supuesto ataque contra los pueblos indígenas aislados que habitan la región del río Jandiatuba, en la tierra indígena Valle del Javari”, se indica en un comunicado emitido por esa organización.

 

Según Survival, los recortes de presupuesto de FUNAI han provocado que decenas de tribus aisladas quedasen sin defensa contra invasores como los “garimpeiros” o granjeros que pretenden robar sus tierras.

Además, las recientes medidas del Gobierno para facilitar la comercialización de usos agrícolas y mineros en reservas protegidas de la Amazonía, donde viven centenas de indígenas, provocó que miles de personas protestaran en las calles de Sao Paulo hace varias semanas.

Esos pueblos indígenas aislados rechazan el contacto con otras civilizaciones. Son algunas de las poblaciones más vulnerables del planeta porque no han desarrollado inmunidad frente a enfermedades comunes para otras sociedades.

Su reclusión es voluntaria y se aíslan por el conocimiento de las consecuencias para sus antepasados o comunidades vecinas a las que el acercamiento con otras culturas dejó al borde de la aniquilación.

lvs/nii/

Commentarios