• Refugiado sirio escapó de la guerra para morir en Londres
Publicada: viernes, 16 de junio de 2017 10:19
Actualizada: sábado, 17 de junio de 2017 12:03

El refugiado sirio Mohamad al-Haj Ali fue una de las 17 víctimas mortales que dejó el incendio en la Torres Grenfell en Londres, la capital británica.

El devastador incendio que la madrugada del miércoles se declaró en la torre residencial Grenfell, de 24 plantas, en el oeste de Londres, se cobró la vida de al menos 17 personas, cuyas historias empiezan ahora a conocerse.

Una de las primeras víctimas mortales identificadas por la Policía londinense fue Mohamad al-Haj Ali, un refugiado sirio de 23 años que en 2014 logró huir de la guerra en su país natal tras completar el peligroso trayecto por el mar Mediterráneo.

Pero, el joven sirio no pudo escapar del incendio y murió solo y asustado en medio de las llamas. Su amigo, Abdulaziz Almashi, ha contado la conmovedora historia de sus últimas horas de vida.

“Es simplemente increíble. Este hombre huyó de Siria en busca de seguridad, de un futuro mejor y miren cómo acabó. Es tan trágico”, aseguró Almashi a la cadena canadiense CBC. “No puedo creer que muriera de una forma tan horrible”.

Es simplemente increíble. Este hombre huyó de Siria en busca de seguridad, de un futuro mejor y miren cómo acabó. Es tan trágico”, dijo Abdulaziz Almashi, amigo del refugiado sirio Mohamad al-Haj Ali que murió en incendio de la Torre Grenfell.

 

Almashi cuenta que su amigo se encontraba en el piso 14º con su hermano Omar cuando se declaró el incendio. Los hermanos trataron de escapar por el único hueco de la escalera, “pero estaba demasiado oscuro y el humo era demasiado espeso, por lo que se perdieron la pista en los peldaños”, contó Almashi.

Según su relato, Omar logró salvarse, pero Mohamad tuvo que regresar al apartamento porque el humo le impedía avanzar. En un primer momento el joven trató de llamar a sus padres en Damasco, pero no lo logró, y entonces llamó a su amigo en Siria por Skype, que después relató a Almashi cómo fueron los últimos momentos de la vida del joven.

Mohamad habló por espacio de dos horas con su amigo, que trató de tranquilizarlo, asegurándole que el equipo de rescate lo salvaría. Sin embargo, cuando al joven le quedó claro que no escaparía a la muerte le dijo a su amigo: “El fuego está aquí. Voy a morir. Adiós. Diles a mis padres que los amo”. Este fue su último mensaje.

Almashi añadió que su amigo fallecido, estudiante de ingeniería civil de la Universidad de West London, quería regresar a Siria cuando terminara la guerra para ayudar a reconstruir el país. “Por eso, creo que no solo es una pérdida para mí y para nuestra comunidad, sino también para Siria”, recalcó el amigo de Mohamad.

Cuando el presentador de CBC expresó sus condolencias a Almashi por la pérdida de su amigo, el joven respondió: “Si le digo que nosotros los sirios estamos acostumbrados a estas cosas, ¿me creerá? Perdí a 14 miembros de mi familia”. “Hoy en día los sirios mueren en Siria. Si huyen, pueden morir en el mar. Si alcanzan un lugar seguro, pueden morir. Eso es demasiado”, se lamentó Almashi.

zss/ncl/hnb

Commentarios