• Una enfermera atenta a un patinete afectado por coronavirus en un hospital de Teherán, la capital persa, 21 de marzo de 2020. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 30 de marzo de 2020 22:40
Actualizada: martes, 31 de marzo de 2020 0:28

Una petición en línea exige a la ONU eliminar las sanciones económicas contra Irán, a fin de que el país pueda acceder a suministros para combatir el COVID-19.

La página web de la Asociación Mot Commun (palabra común), con sede en Bélgica, ha puesto en marcha una iniciativa para recoger firmas electrónicas en rechazo a las sanciones inhumanas impuestas a Irán, mayormente por EE.UU., que impiden la lucha eficaz de Teherán contra el brote del nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

La petición, dirigida a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solicita también el cese de las hostilidades contra países devastados por la guerra, como Yemen y Siria, donde los sistemas de salud han sido destruidos y el pequeño número de profesionales médicos que queda no puede atender la situación por esta enfermedad.

El mundo de hoy vive una única lucha por la existencia y la supervivencia, que es la lucha contra la enfermedad mortal de coronavirus. En nombre de la humanidad y de la gente libre del mundo, hacemos un llamado a la ONU para que ponga fin a las sanciones económicas contra Irán y detenga las guerras en Siria y Yemen”, reza la solicitud.

La web enfatiza asimismo que la actual situación del mundo no deja ningún lugar para “conflictos políticos e ideológicos, sino se necesita una “cooperación global” para confrontar la pandemia del coronavirus.

 

El 12 de marzo, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, urgió mediante una carta al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a coadyuvar al fin de las sanciones unilaterales de Estados Unidos contra Irán, donde el pueblo persa se esfuerza para enfrentar la propagación del nuevo coronavirus.

De hecho, las sanciones unilaterales de EE.UU. reducen en gran medida el acceso de Irán a medicamentos y ayuda humanitaria,necesarios para contener el virus.

A pesar de tales dificultades, el Gobierno iraní trabaja al máximo para contener la propagación del COVID-19, que hasta el momento ha dejado más de 770 000 personas contagiadas en todo el mundo y casi 37 000 víctimas mortales, según las cifras proporcionadas en el portal de estadísticas mundiales Worldometer.

Teherán señala que la actitud hostil del Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, en plena lucha contra el COVID-19 constituye “terrorismo médico”, el cual se suma al  “terrorismo económico” que aplica contra la nación persa.

Es por eso que, las autoridades iraníes instan a Washington a poner fin a su política de restricciones, en lugar de ofrecer ayudas y compasión hipócrita por el coronavirus.

myd/ncl/mkh