• Una espesa nube de humo se eleva tras un bombardeo en Baghuz, Siria, 22 de marzo de 2019. (Foto: AP)
Publicada: domingo, 22 de mayo de 2022 9:24

Siria afirma que EE.UU. debe rendir cuentas por sus crímenes y replegarse, luego de que Pentágono exculpó a sus tropas de un ataque mortal contra civiles sirios.

Al publicar el martes los resultados de su investigación, el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) decidió no responsabilizar a nadie por el ataque aéreo de 2019 en Baghuz, en la provincia oriental siria de Deir Ezzor, que mató a múltiples civiles, entre ellos mujeres y niños. La razón: las tropas estadounidenses no violaron las leyes de guerra, ni actuaron con negligencia.

En reacción al indicado informe, la misión permanente de Siria ante las Naciones Unidas se dirigió a la revista estadounidense Newsweek, asegurando que “estas investigaciones sesgadas no pueden negar el hecho de que se produjo un crimen contra la humanidad en Baghuz”.

“Cualquier justificación proporcionada por la Administración estadounidense relativa a no violar la ley de guerra o las reglas de enfrentamiento es para eludir el hecho de que las fuerzas estadounidenses desplegadas en Siria son ilegales y lanzan ataques militares, con el pretexto de combatir el terrorismo, sin la aprobación ni la coordinación del Gobierno de la República Árabe Siria”, indicó.

 

La misión calificó el informe estadounidense como un “claro intento de absolver a las fuerzas de ocupación de EE.UU. en Siria de su responsabilidad directa por las bajas civiles”.

Además, consideró las recomendaciones del Pentágono de pautas más claras para evitar otras víctimas civiles como “una admisión de negligencia que exige responsabilidad”.

“Es hora de que las fuerzas estadounidenses se retiren de inmediato del territorio de la República Árabe Siria, para que rindan cuentas por sus crímenes y para obligarlas a indemnizar a las víctimas”, subrayó.

tmv/ctl/mrg