• Los combatientes de las FDS controlan a los civiles tras el ataque de Daesh a una prisión en Al-Hasaka, Siria, 21 de enero de 2022. (Foto: The Washington Post)
Publicada: jueves, 27 de enero de 2022 10:42
Actualizada: jueves, 27 de enero de 2022 11:40

Siria describe el reciente enfrentamiento entre Daesh y las milicias de las FDS, aliadas de EE.UU., de un plan de Washington para reavivar este grupo terrorista.

Los medios locales informaron la semana pasada que, tras feroces enfrentamientos, Daesh se apoderó de la cárcel de Ghwayran, en la ciudad siria de Al-Hasaka, controlada hasta entonces por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la milicia kurdo-siria apoyada por EE.UU., y que presuntamente alberga a unos 5000 miembros de la banda terrorista.

Las fuentes señalaron que los milicianos de las FDS no protegieron el recinto de la prisión y las instalaciones adyacentes a pesar de contar con la cobertura aérea de las fuerzas estadounidenses.

Al respecto, Basam al-Sabaq, representante permanente de Siria ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), manifestó que lo que sucedió en la ciudad de Al-Hasaka fue un intento de Washington para dar nueva vida a Daesh y tener un argumento para justificar su ocupación, en momentos en que suben las voces exigiendo su salida del territorio sirio, según recogió el miércoles la agencia siria de noticias SANA.

 

Al-Sabaq, que hacía estas afirmaciones en la sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), urgió a este organismo a considerar las consecuencias de estos peligrosos sucesos y emprender una pesquisa sobre la facción separatista y las fuerzas de ocupación estadounidenses sobre su participación en los hechos de la mencionada prisión.

Tras lo ocurrido en Al-Hasaka, se necesita que “el Consejo de Seguridad trabaje para poner fin a la presencia de las tropas norteamericanas en el noreste de Siria y en la región de al-Tanf, así como poner fin a su patrocinio de las milicias separatistas [las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)]”, señaló medio citando al titular sirio.

Redada en la cárcel: ¿Un show teatral?  

El lunes, el Gobierno sirio reveló la participación de la inteligencia de EE.UU. en el referido ataque para justificar la presencia militar de sus fuerzas en la zona, so pretexto de que el grupo terrorista Daesh todavía está activo y la región sigue inflamada.

Por otro lado, Farhad Shami, jefe del centro de medios de las SDF, ha informado este jueves de la recuperación completa de la prisión, tras la rendición de todos los terroristas de Daesh; un pronunciamiento que podría ser otra evidencia de que lo ocurrido en Al-Hasaka fue fabricado.

Estados Unidos y sus afiliados kurdo-árabes de las FDS controlan casi 70 por ciento de los pozos petroleros de Siria en noreste del país levantino. Washington afirma que su misión en este país árabe es “combatir al grupo terrorista Daesh”; un argumento que Damasco desmiente y denuncia que las tropas norteamericanas siguen presentes en Siria para saquear el petróleo.

mmo/ncl/mrg