• Milicias de las FDS, apoyadas por EE.UU., toman posición en un callejón cerca de la prisión en Al-Hasaka, Siria, 23 de enero de 2022. (Foto: Manisteenews)
Publicada: lunes, 24 de enero de 2022 1:25

Un parlamentario sirio denuncia la participación de la inteligencia de EE.UU. en el reciente ataque de Daesh a la cárcel Al-Sinaa, en Al-Hasaka, norte de Siria.

El ataque a esta prisión que alberga a reclusos de Daesh fue planeado y organizado por EE.UU. para justificar la presencia militar de sus fuerzas en la zona, so pretexto de que el grupo terrorista Daesh todavía está activo y la región sigue inflamada”, ha aseverado Musab al-Halabi, miembro del Parlamento del país levantino, en una entrevista emitida este domingo por el medio ruso Radio Sputnik.

De acuerdo con el legislador, un gran número de miembros de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurda que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, murió en enfrentamientos con fuerzas del Ejército sirio en Al-Hasaka, de modo que ahora la situación en esta ciudad está bajo el control.

Al-Halabi ha instado a las FDS a dejar su lealtad a Washington y ha puesto de relieve que “Estados Unidos busca una conspiración para redibujar la región de Asia Occidental y dividir la zona, especialmente en el norte de Siria”.

 

Los disturbios se produjeron después de que la noche del jueves los integrantes de Daesh abrieran fuego contra los guardias y facilitaran la fuga de 20 reclusos, entre ellos, cabecillas del grupo takfirí, tras detonar dos coches bomba en los muros del centro penitenciario, ubicado en un suburbio de Al-Hasaka.

Los medios locales informaron el sábado que los terroristas de Daesh tomaron el control de la cárcel y que se ha producido feroces enfrentamientos entre los extremistas y militantes de las FDS.

Las FDS toman el control de Al-Sinaa

A través de un comunicado divulgado este domingo, las FDS han anunciado que 200 miembros de Daesh, incluidos varios elementos suicidas, participaron en el ataque al centro penitenciario. Asimismo, han subrayado que las milicias tienen el completo control de la prisión y han contabilizado en 175 el número de terroristas muertos durante las pugnas de los últimos tres días.

Este ataque se considera la ofensiva más grande y violenta que Daesh ha llevado a cabo desde marzo de 2019.

A pesar de la caída del ‘califato’ proclamado por Daesh en Siria, remanentes de esta banda takfirí siguen operando en distintos puntos del país, en especial en las zonas fronterizas con Irak; ante tal coyuntura, Siria, con el apoyo de Rusia, realiza operaciones para limpiar el país de toda presencia extremista.

msm/ncl/rba