• Vehículos blindados de EE.UU. patrullan en la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria, 13 de febrero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 26 de febrero de 2021 11:00
Actualizada: viernes, 26 de febrero de 2021 11:35

Estados Unidos transfiere a 10 integrantes del grupo terrorista Daesh a su base ilegal en la ciudad siria Al-Tanf en la provincia de Homs (centro-oeste).

Las fuentes locales, citadas por la agencia siria oficial de noticias SANA, informan este viernes que los vehículos blindados estadounidenses, escoltados por helicópteros, trasladaron a esos terroristas de una cárcel controlada por la milicia kurdo-árabe Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), aliada de EE.UU., de la provincia nororiental de Al-Hasaka a la localidad de Al-Shadadi, para luego transferirlos a la base de Estados Unidos en Al-Tanf en la frontera sirio-jordana.

Conforme a las fuentes, los terroristas, entre ellos cabecillas de la banda takfirí, serán sometidos a exámenes por los médicos de la ocupación estadounidense y, tras su traslado al área de Al-Tanf, serán utilizados para llevar a cabo ataques contra el Ejército sirio, los civiles y las instalaciones clave.

En los últimos dos años, las tropas estadounidenses han trasladado a varios terroristas de Daesh de los territorios sirio e iraquí y los han usado para implementar sus planes en la región, denuncia SANA.

 

Pese al rotundo rechazo del Gobierno y el pueblo sirios a la ilegal presencia de EE.UU. en su país, Washington sigue respaldando a las milicias en el país árabe, e incluso, según varios informes, tiene un nuevo plan para renovar la estructura de Daesh y justificar así su permanencia en Siria, so pretexto de combatir a los extremistas, pero, en realidad, lo que quiere es saquear las riquezas del país árabe.

El desesperado intento estadounidense se produce en medio de grandes avances cosechados por el Ejército sirio frente a los remanentes de Daesh en su territorio.

El Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, siempre ha considerado ilegal la presencia de las tropas norteamericanas en su suelo, reiterando que estas tropas y el apoyo armamentista, logístico y financiero que Washington brinda a los ultraviolentos han complicado la crisis en la que está sumido el país.

nkh/ctl/hnb