• La sede del Consejo Europeo (CE), en Bruselas, capital política de la Unión Europea (UE).
Publicada: viernes, 16 de octubre de 2020 19:22

La Unión europea (UE) ha anunciado este viernes que impondrá sanciones a siete nuevos ministros del Gobierno de Siria.

De acuerdo con esta decisión, se han impuesto congelaciones de activos y prohibiciones de viaje a Europa a siete funcionarios recientemente nombrados, entre los que se encuentran los ministros de Justicia, Finanzas, Transporte, Educación y Cultura.

Con las nuevas sanciones, el número de personas objeto de las medidas de la UE ha aumentado a 280. Otras 70 “entidades”, incluidas organizaciones, bancos y empresas, también están en la lista negra, generalmente por beneficiarse de sus vínculos con el Gobierno.

El bloque comunitario comenzó a imponer las sanciones en 2011. Las medidas también incluyen una prohibición de las importaciones de petróleo, restricciones a la inversión, una congelación de los activos del Banco Central sirio en la UE y límites de exportación de equipos y tecnología.

 

En este sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria, mediante un comunicado publicado el miércoles, condenó enérgicamente la decisión del Consejo de la UE “sobre la extensión de las sanciones impuestas por un año más a algunas instituciones e individuos sirios bajo la excusa de desarrollar y utilizar armas químicas”.

El documento destacó que la extensión de sanciones contra el país árabe es una muestra más de la falta de credibilidad e integridad del Consejo Europeo (CE) y su política que está en línea con las políticas restrictivas unilaterales de Washington que tienen como objetivo socavar la firmeza y estabilidad del pueblo sirio, y al mismo tiempo, apoyar a los grupos terroristas.

El pasado mes de abril, después de recibir un informe otorgado por el Equipo de Investigación e Identificación (IIT, por sus siglas en inglés) de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que responsabilizó a las fuerzas del Ejército sirio del uso de gas sarín o cloro “en al menos tres ataques” en la ciudad de Hama a fines de marzo de 2017, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, anunció su disposición de considerar más sanciones contra este país.

Siria por su parte, ha negado en reiteradas ocasiones el uso de armas químicas en su suelo, y ha reiterado que no posee ningún tipo de armas químicas y cumple completamente con sus obligaciones hacia la OPAQ, afirmando que el país árabe considera el uso de armas químicas como un asunto inmoral, y condena su uso en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y contra cualquier persona.

nsr/lvs/mjs/hnb