• Un convoy militar de Estados Unidos en Siria, 31 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 9 de octubre de 2020 18:22

Los ataques contra las fuerzas ocupantes se intensifican en Siria resultando 11 miembros de la milicia kurdo-árabe apoyada por EE.UU. muertos.

Estos ataques han tenido lugar contra los integrantes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en las provincias de Al-Raqa (norte) y Deir Ezzor (noreste) durante las últimas 24 horas.

En Deir Ezzor, fuentes civiles han confirmado que cuatro miembros de las FDS perdieron la vida y otros resultaron heridos en un ataque perpetrado por personas no identificadas contra el puesto de control de esta milicia a la entrada de la ciudad de Diban en el campo oriental de la provincia.

Las fuentes agregaron que dos militantes de las FDS fueron asesinados a tiros por un desconocido que viajaba en motocicleta en la localidad de Al-Tayana, al este de la misma provincia.

Por otra parte, Amleh al-Muhaisen al-Abd al-Aziz, un personaje destacado en la ciudad de Al-Shuhail, y miembro del llamado consejo civil cercano al estadounidense, murió por las heridas sufridas luego de que personas no identificadas en una motocicleta le dispararan.

 

Mientras tanto, cuatro de los militantes mueren tras la explosión de una bomba colocada en el camino de un vehículo en el oeste de la provincia de Al-Raqa.

Los habitantes del este de Siria, en concreto en Deir Ezzor y Al-Raqa, se levantan ante las fuerzas de ocupación estadounidenses y sus aliados exigiendo la expulsión de los invasores.

Fuentes locales en el campo noroccidental de Deir Ezzor informaron que frases en apoyo del Ejército Árabe Sirio, escritas por el pueblo, se esparcieron en las paredes de las zonas que están bajo el control del Ejército estadounidense y las FDS.

“Una Siria unida”, “Viene el Ejército sirio” o “Sal de nuestro país, estadounidense”, son algunos lemas escritos en las paredes.

Ante tales movimientos, las FDS han intensificado la represión de los residentes. Según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), esta milicia ha traído más refuerzos militares a las ciudades de Diban y Al-Tayana en Deir Ezzor para fortalecer sus posiciones a la vez que siguen reteniendo a los ciudadanos a las que acusan de “pertenecer a células armadas afiliadas” al Gobierno sirio.

tmv/lvs/msm/mkh