• Niños caminan por un campo de desplazados sirios, ubicado cerca de la ciudad de Duma, en Guta Oriental, 13 de abril de 2018.
Publicada: jueves, 8 de octubre de 2020 0:58
Actualizada: jueves, 8 de octubre de 2020 2:11

Siria denuncia que las medidas coercitivas del régimen israelí se encuentran entre las razones del sufrimiento humanitario del pueblo sirio.

“La República Árabe Siria ha subrayado que la ocupación israelí sigue siendo la principal causa del desplazamiento forzado de medio millón de sirios del Golán sirio ocupado, y de millones de refugiados palestinos que se ven privados de su derecho al retorno a su patria”, dijo el miércoles el representante permanente de Siria ante la sede de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Husam al-Din Ala.

En declaraciones ante el Comité Ejecutivo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Ginebra, el diplomático sirio denunció también la mala situación de los sirios debido a la guerra de los extremistas y el terrorismo económico contra el país árabe.

Ante tal coyuntura, puso énfasis en la necesidad de apoyar sus esfuerzos humanitarios para zanjar la crisis sin politizar el tema. Algunas agencias internacionales intentan entorpecer esos esfuerzos a través de conferencias que se celebran en ausencia del Estado sirio, criticó.

 

A pesar del bloqueo económico, prosiguió, Damasco sigue trabajando para normalizar la vida, rehabilitar las infraestructuras y restaurar las instituciones en las zonas liberadas del terrorismo por el Ejército sirio.

Ala destacó que estas medidas han ayudado al regreso de más de dos millones de desplazados internos y externos a sus hogares dentro del territorio sirio.

Al mismo tiempo, llamó al ACNUR a que ofrezca apoyos al Gobierno sirio en aras de facilitar el retorno voluntario de los sirios desplazados, aclarando que esta meta se materializará solo mediante la asignación de más fondos financieros y trabajando para levantar las medidas coercitivas impuestas al país árabe.

Al respecto, Ala reprochó la inacción de la comunidad internacional ante los llamados de las Naciones Unidas a levantar o suspender las medidas coercitivas unilaterales que afectan a ciertos países y les impiden tener acceso a las necesidades básicas para luchar contra la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

ftn/anz/mkh