• Terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.
Publicada: miércoles, 18 de marzo de 2020 8:39

Los terroristas de Daesh siguen cometiendo todo tipo de crímenes contra civiles en Siria ante los ojos de EE.UU. y rebeldes que apoya, revela un medio ruso.

La agencia de noticias Sputnik señaló el martes que EE.UU. y las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que fingen luchar contra el terrorismo, hacen la vista gorda a los crímenes que protagonizan los extremistas takfiríes de EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia Al-Hasaka, ubicada en el noreste de Siria.

Los terroristas, de acuerdo con el medio ruso, asesinan y secuestran a los civiles en Al-Hasaka, donde también obligan a los residentes a pagarles “impuestos”.

En el escenario más reciente de las atrocidades, un grupo vinculado a Daesh detuvo a un joven y lo ahorcó en un estadio, en medio de un encuentro deportivo en desarrollo en el este de la provincia de Al-Hasaka, añade Sputnik, citando a fuentes locales.

Luego, los extremistas takfiríes prendieron fuego a su cadáver ante los ojos de más de 200 personas y gritaron a la multitud que eso es “el castigo” que les espera a quienes traicionen a sus hermanos.

 

El medio recuerda que tras el derrocamiento de Daesh por el Ejército sirio y sus aliados, los residuos terroristas se dividieron en dos; unos se unieron a las FDS, respaldadas por Washington y otros siguieron sus actividades terroristas en las pequeñas partes que controlan en el este de Siria.

Como es de costumbre, EE.UU. juega a la carta de Daesh para acreditar su presencia en Siria con una mirada puesta en las grandes reservas petrolíferas del país árabe, que se suman a su estratégica ubicación geográfica y su vecindad con Irak, también rico en petróleo.

El Gobierno de Damasco ha instado, en reiteras ocasiones, a todos los países extranjeros que se encuentran en Siria sin la autorización del Gobierno del presidente Bashar al-Asad, como EE.UU. y Turquía, a abandonar el país en paz para que Damasco pueda erradicar el terrorismo.

ask/ktg/nlr/hnb