• EEUU con su campaña de presiones busca estrangular economía siria
Publicada: sábado, 14 de marzo de 2020 2:47
Actualizada: domingo, 15 de marzo de 2020 0:48

Mientras el Gobierno sirio canta victoria en el campo de batalla, Estados Unidos recurre a la campaña de presiones y sanciones para estrangular su economía.

Siria cumple esta semana 9 años del conflicto. El país árabe recorrió un largo camino para derrotar el terrorismo y ahora deberá hacer frente a otro desafío.

El mes de marzo del 2011 marcó un antes y un después en la historia reciente de Siria. Todo comenzó en la ciudad de Daraa, en el sur del país árabe, con la protesta de unas decenas personas.

En cuestión de días, Siria fue sacudida por el caos y la violencia alimentada por distintos grupos armados que contaban con el apoyo del Occidente y algunos países regionales, que buscaban la salida del poder del presidente sirio Bashar al-Asad a cualquier precio.

Poco a poco, los llamados grupos armados moderados que respaldaban EE.UU. y sus aliados, perdieron la fuerza y empezó el auge del grupo terrorista EIIL (Daesh en árabe), que hasta 2015 se había hecho con el control del 50 por ciento del territorio sirio.

A partir de 2015, sin embargo, Al-Asad recuperó la ventaja con la ayuda de los países del eje de la Resistencia y el poder aéreo ruso, que le ayudaron a derrotar a los últimos grupos armados cerca de Damasco (la capital siria), y la ciudad de Homs (centro-oeste), y recuperar la parte suroccidental del país durante semanas.

En los años posteriores, las tropas gubernamentales añadieron a muchas otras regiones a su lista de reconquistas. Hasta ahora, han retomado el control de casi 80 por ciento del territorio. Según Al-Asad, el terrorismo está condenado al fracaso y su Gobierno luchará hasta liberar el último centímetro del país, incluido en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

Estados Unidos recurrió en diciembre del 2019 a otro arma que suele usar cuando pierde en el campo de batalla; sanciones. Anunció la implementación de la llamada Ley César. Le legislación permite las más severas sanciones contra Siria, mientras todavía no se ha curado la herida abierta que dejó la guerra devastadora en la vida y en el alma de su pueblo.

mhn/mkh