• Un caza israelí F-16 (delante) y un F-15 se preparan para despegar de la base aérea de Ovda, sur de los territorios ocupados palestinos. (Foto: AP)
Publicada: viernes, 7 de febrero de 2020 7:53
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 8:48

Rusia denuncia “la práctica muy habitual” de Israel de usar como “escudo” a un avión civil, esta vez vuelo de la ruta Teherán-Damasco, para atacar Siria.

Cazas F-16 israelíes lanzaron el jueves ocho misiles aire-tierra contra los suburbios de Damasco, capital siria, como consecuencia, el Airbus A320, que cubría la ruta Teherán-Damasco con 172 pasajeros a bordo, no llegó a aterrizar en el aeropuerto internacional de Damasco, ha explicado este viernes el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov.

El avión fue escoltado fuera de la zona de empleo de sistemas de defensa antiaérea de Siria y aterrizó en el aeródromo más cercano: la base aérea rusa de Hmeimim en la provincia de Latakia (noroeste), añade.

En alusión al derribo de un avión ruso de transporte militar II-20 en Siria que tuvo lugar en septiembre de 2018, Konashenkov, ha denunciado “la práctica muy habitual” de Israel de usar como “escudos” a los aviones civiles. Rusia nunca perdonó a Israel por el derribo de su avión.

“Las operaciones aéreas del ejército israelí, usando aviones comerciales para cubrir o bloquear una respuesta por parte de los sistemas de defensa antiaéreas de Siria se están convirtiendo en una práctica muy habitual de la fuerza aérea israelí (…) Semejantes prácticas, lamentablemente, muestran un total desprecio por la vida de centenares de civiles inocentes”, ha indicado el alto mando castrense.

 

Konashenkov ha añadido que el sistema de control de la situación aérea mostró la presencia del avión civil y las rápidas acciones de los controladores aéreos del aeropuerto lograron prevenir una tragedia.

Desde el inicio del conflicto en Siria en 2011, la fuerza aérea israelí viola sistemáticamente los cielos y el territorio de Siria para bombardear posiciones del Ejército del país árabe. De esta forma, el régimen de Tel Aviv respalda a los terroristas y trata de frenar el avance de Damasco para recuperar el control de todo el territorio.

Los más recientes ataques israelíes se producen mientras las fuerzas sirias, apoyadas por sus aliados, van avanzado hacia el último feudo de los terroristas en su país, es decir la provincia de Idlib (noroeste). El Ejército sirio entró el jueves a la estratégica ciudad de Saraqib, desde cuatro direcciones, tras asfixiar a los terroristas en los alrededores de la ciudad, y a unos 330 kilómetros al norte de Damasco.

ask/ktg/hnb