• Imagen publicada el 10 de enero de 2018 por la Defensa rusa muestra varios drones de los grupos terroristas que atacaron las bases rusas en Siria.
Publicada: miércoles, 10 de enero de 2018 17:53
Actualizada: miércoles, 10 de enero de 2018 19:54

El Ministerio Defensa de la Federación Rusa ha publicado este miércoles nuevas fotos en las que se muestran algunos de los 13 drones utilizados por grupos terroristas para atacar las bases rusas de Hmeimim y Tartus, en el noroeste y oeste de Siria, respectivamente.

Además, la Cartera ha comunicado que los citados aviones no tripulados partieron de una zona de distensión de la provincia noroccidental de Idlib controlada por grupos armados de la oposición siria apoyados por Ankara.

“Se ha establecido que los drones se lanzaron desde la localidad de Muazzara, situada en el suroeste de la zona de distensión de Idlib y controlada por grupos armados de la ‘oposición moderada’”, detalla el medio oficial de la Defensa rusa Krasnaya Zvezda.

Esta información se produce días después de que militares rusos informaran el viernes de que habían frustrado un ataque terrorista con 13 drones a las bases de Hmeimim y Tartus, en la provincia occidental de Latakia, logrando destruir siete de los aparatos e incautarse del resto.

Se ha establecido que los drones se lanzaron desde la localidad de Muazzara, situada en el suroeste de la zona de distensión de Idlib y controlada por grupos armados de la 'oposición moderada'”, detalla el medio oficial de la Defensa rusa Krasnaya Zvezda.

Los proyectiles instalados en los drones utilizados por terroristas para atacar las bases rusas de Hmeimim y Tartus en Siria.  

 

Como consecuencia de estos ataques, señala Krasnaya Zvezda, la Defensa rusa se ha dirigido al jefe del Estado mayor y al responsable del servicio de inteligencia de Turquía para recordarle los compromisos asumidos por este país para asegurar el alto el fuego en la zona de distensión de Idlib.

Un análisis técnico de los drones capturados ha revelado por otra parte que en los artefactos explosivos adosados a los vehículos aéreos había fusibles de fabricación extranjera.

El incidente se produjo un día después de que dos fuentes “militares-diplomáticas” del país euroasiático afirmaran al periódico ruso Kommersant que grupos radicales habían destruido el pasado 31 de diciembre en un ataque con morteros al menos siete aviones de guerra de la aviación rusa en la misma base.

myd/mla/alg/hnb

Commentarios