• El presidente de Siria, Bashar al-Asad.
Publicada: domingo, 21 de febrero de 2016 7:03

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, acentúa que si Turquía y Arabia Saudí envían tropas al territorio sirio, las tratará como a los terroristas y dará una contundente respuesta para defender la patria.

“Si ocurre, los trataremos como estamos tratando a los terroristas. Defenderemos a nuestro país. Semejante acción constituye una agresión. No tienen ningún derecho de intervenir en Siria, política o militarmente. Sería una violación a la ley internacional y para nosotros, como ciudadanos sirios, nuestra única opción es luchar y defender a nuestra patria”, afirmó el sábado Al-Asad.

Si ocurre, los trataremos como estamos tratando a los terroristas. Defenderemos a nuestro país. Semejante acción constituye una agresión. No tienen ningún derecho de intervenir en Siria, política o militarmente. Sería una violación a la ley internacional y para nosotros, como ciudadanos sirios, nuestra única opción es luchar y defender a nuestra patria”, afirmó el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

En una entrevista exclusiva con la agencia española de noticias El País, el mandatario mencionó los recientes bombardeos turcos contra el territorio sirio, y recordó que se trata de un cambio de medio, ya que anteriormente enviaba terroristas y está trabajando para alcanzar los mismos efectos y objetivos.

“Turquía está implicada en los acontecimientos en Siria desde el inicio”, precisó el presidente sirio para luego abogar al Gobierno de Ankara a dejar de enviar terroristas a Siria.

Con respecto a sus expectativas para los próximos 10 años, Al-Asad consideró que “después de diez años quiero haber sido capaz de salvar a Siria”, dejando claro que eso no significaría que siguiera siendo presidente en aquel momento.

A mí no me interesa mi presencia en el poder. Para mí si el pueblo sirio quiere que esté en el poder, entonces estaré y si no quiere, entonces no estaré. Si no puedo ayudar a mi país, entonces deberé irme de inmediato”, apuntó Al-Asad

“A mí no me interesa mi presencia en el poder. Para mí si el pueblo sirio quiere que esté en el poder, entonces estaré y si no quiere, entonces no estaré. Si no puedo ayudar a mi país, entonces deberé irme de inmediato”, apuntó.

Sobre las bajas civiles registradas en los bombardeos aéreos en el norte del país, el jefe del Gobierno de Damasco señaló que EE.UU. es el responsable del caso y los rusos no tienen nada que ver con ello.

No existe ninguna prueba de que los rusos hayan atacado blancos civiles. Ellos son muy precisos en sus ataques y siempre atacan, todos los días, bases y posiciones terroristas. Son los norteamericanos los que asesinaron a numerosos civiles en la parte norte de Siria”, añadió el presidente sirio

“No existe ninguna prueba de que los rusos hayan atacado blancos civiles. Ellos son muy precisos en sus ataques y siempre atacan, todos los días, bases y posiciones terroristas. Son los norteamericanos los que asesinaron a numerosos civiles en la parte norte de Siria”, añadió.

De acuerdo con Al-Asad, Siria necesita ayudas extranjeras, con énfasis en Irán y Rusia, en su lucha contra el terrorismo por una simple razón: “porque más de 80 países respaldan con diferentes medios a los terroristas. Algunos de forma directa con dinero, respaldo logístico, armas o combatientes. Y otros países les ofrecen apoyo político en los diferentes foros internacionales”.

En tanto, destacó el avance de las fuerzas sirias hacia Al-Raqa (norte), principal bastión del grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en Siria, al mismo tiempo que reconoció que “todavía estamos lejos de ella”.

En otra parte de sus declaraciones, urgió a Europa a levantar el embargo impuesto sobre el pueblo sirio, “porque en realidad no es un embargo sobre el Gobierno sirio, sino contra el pueblo sirio”.

Subrayó el compromiso del Gobierno de Damasco a combatir a los terroristas y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos con todos los medios a su alcance y, de esa manera, permitir a los sirios quedarse en su país.

Esta es la única vía que puede traer a esa gente de vuelta o convencerles de regresar a su país. Estoy seguro de que la mayoría de ellos quieren volver a Siria”, observó Al-Asad a la hora de concluir que los refugiados pueden regresar sin que el Gobierno tome represalias

“Esta es la única vía que puede traer a esa gente de vuelta o convencerles de regresar a su país. Estoy seguro de que la mayoría de ellos quieren volver a Siria”, observó Al-Asad a la hora de concluir que los refugiados pueden regresar sin que el Gobierno tome represalias.

Desde mediados de marzo de 2011, cuando estalló la crisis en Siria, más de 260.000 personas han muerto, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Recordemos que en los últimos años algunos países del Occidente y del Oriente Medio, mismamente, EE.UU.Arabia SaudíCatarJordania y Turquía, han brindado apoyo omnímodo a los grupos terroristas que operan en Siria e Irak para alcanzar sus propios objetivos políticos.

tas/ctl/msf