• Un médico observando tomografías cerebrales.
Publicada: lunes, 6 de diciembre de 2021 10:29

Un nuevo estudio desvela que los accidentes cerebrovasculares pueden ser desencadenados por ira, malestar emocional o gran esfuerzo físico.

Uno de cada 11 supervivientes experimentó un periodo de ira o malestar en la hora previa al ictus, uno de cada 20 pacientes había realizado un gran esfuerzo físico, según una investigación mundial codirigida por la National Iniversity of Ireland Galway sobre las causas de los accidentes cerebrovasculares, publicada recientemente en la revista European Heart Journal.

El estudio analizó los patrones de los pacientes que sufrieron un ictus isquémico —el tipo más común de ictus, que se produce cuando un coágulo de sangre bloquea o estrecha una arteria que conduce al cerebro— y también una hemorragia intracerebral —menos común y que implica una hemorragia dentro del propio tejido cerebral—.

“Nuestra investigación descubrió que la ira o el malestar emocional estaban relacionados con un aumento de aproximadamente el 30 % del riesgo de ictus durante una hora después de un episodio, con un aumento mayor si el paciente no tenía antecedentes de depresión. Las probabilidades también eran mayores para quienes tenían un nivel educativo más bajo”, dijo el profesor Andrew Smyth, uno de los investigadores principales del estudio.

 

Además, descubrieron “que el esfuerzo físico intenso estaba relacionado con un aumento de aproximadamente el 60 % del riesgo de hemorragia intracerebral durante la hora posterior al episodio de esfuerzo intenso”, ha agregado.

ftn/ctl/tqi