• Científicos desarrollan solución experimental a Linfedema
Publicada: martes, 28 de noviembre de 2017 17:25
Actualizada: martes, 28 de noviembre de 2017 17:53

Linfedema es uno de los mayores problemas físicos que permanecen en el cuerpo de los supervivientes del cáncer. La solución es reemplazar los nodos linfáticos.

El sistema linfático es un sistema circulatorio paralelo en el cuerpo humano que, además de contribuir a la defensa colectiva y ayudar al sistema inmune, se encarga de recoger y desechar el material plasmático excedente que rodea las células.

En muchas ocasiones, las células cancerígenas invaden parte del sistema linfático por lo que se necesita extirpar los nodos y vasos linfáticos. Esta situación provoca, a medio plazo, una acumulación de líquidos en las extremidades.

La solución es una operación quirúrgica mediante la cual se toman nodos linfáticos de zonas sanas del cuerpo del paciente para trasplantarlos a las extremidades afectadas.

Esta microcirugía no es la solución definitiva al problema, pero mejora en gran medida la calidad de vida de los afectados. Los pacientes mayoritarios del Linfedema son las mujeres con cáncer de mama.

Este mal no suele surgir en otras zonas del cuerpo, como el abdomen, debido a que allí existen más ganglios y muchas rutas posibles para que estos nodos se regeneren desarrollando nuevos vasos y nuevas interconexiones. Sin embargo, en las extremidades, tanto el número de ganglios como el espacio para los vasos son limitados.

xsh/rba

Commentarios