• Una buena alimentación es un factor fundamental en la prevención de enfermedades.
Publicada: domingo, 12 de noviembre de 2017 10:22
Actualizada: domingo, 12 de noviembre de 2017 13:17

Una buena alimentación es una vía importante para gozar de una salud envidiable. No se trata de seguir una dieta, sino de abandonar las dietas poco saludables.

Así lo asegura en una entrevista publicada este domingo por la página web Infosalus el cirujano oncólogo y digestivo, y experto de fama internacional en el ámbito de la nutrición y del cáncer, el doctor Henri Joyeux, autor de varios libros, su más reciente: ‘Come bien hoy, vive mejor mañana’ (Planeta).

“La alimentación es la base de la salud desde el nacimiento y hay que encontrar una buena alimentación. Hoy la gente está perdida porque hay mucha publicidad con demasiados intereses”, subraya el experto.

A su juicio, las enfermedades que pueden prevenirse a través de una buena alimentación son: sobrepeso, obesidad, que son cancerígenas; el cáncer; enfermedades autoinmunes, como la esclerodermia o el lupus, por ejemplo; aquellas que pueden afectar al tubo digestivo, como por ejemplo la colitis ulcerosa; el reumatismo; la poliartritis; enfermedades neurológicas como el alzhéimer o el párkinson; y muchas enfermedades víricas o infecciosas porque, según indica, con una mala alimentación se reduce la inmunidad.

La alimentación es la base de la salud desde el nacimiento y hay que encontrar una buena alimentación. Hoy la gente está perdida porque hay mucha publicidad con demasiados intereses”, subraya doctor Henri Joyeux, autor del libro ‘Come bien hoy, vive mejor mañana’.

 

En el referido libro, el doctor Joyeux da varias recomendaciones para tener un futuro más saludable:

1- Cubrir las necesidades de agua y minerales: Un adulto necesita en torno a 2,5 litros de agua al día. En los alimentos ya va un litro, por tanto el litro y medio restante se debe beber.

2- Tomar de cuatro a seis piezas de fruta fresca al día. Elige frutas de temporada. Varía el tipo de fruta a lo largo del día. “No hay mejor costumbre que empezar el día comiendo una manzana”, subraya.

3- En el día a día, tomar una o dos piezas de verduras crudas (entre 100 y 200 gramos).

4- La carne, nunca más de dos o tres veces por semana.

5- Si vas a tomar carne es mejor que sea procedente de seres alados y no de cuadrúpedos.

6- Consumir vegetales ecológicos y de proximidad, que sean frescos.

7- Una breve cocción al vapor que no supere los 95 grados, además de conservar vitaminas y fitohormonas, convierte en ‘bío’ los alimentos, pues deja en el agua los metales pesados, pesticidas y otras sustancias tóxicas.

8- Hay que evitar en la medida de lo posible la leche de vaca y el yogur. En caso de tomar productos lácteos que sea de oveja o de cabra, y preferiblemente sólo dos o tres veces al día.

9- Evitar los alimentos grasos, sobre todo las carnes y los productos de charcutería, acompañados de salsas.

10- La cocina al vapor suave es la mejor manera de preparar los alimentos, ya que permite mantener la temperatura por debajo de los 95 grados y evitar así la pérdida de calidad nutricional de los alimentos.   

msm/ctl/fdd/msf

Commentarios