• Científicos descubren microbio intestinal que protege de infecciones de gripe.
Publicada: jueves, 10 de agosto de 2017 10:35

Científicos estadounidenses descubren un microbio que protege de la gripe cuando la interacción se produce antes de la infección con el virus.

Los microbios que viven en el intestino no sólo digieren los alimentos, sino que también tienen efectos sobre el sistema inmunológico y, de hecho, un nuevo estudio acaba de demostrar que un microbio intestinal puede prevenir las infecciones graves de la gripe en los ratones, probablemente por la descomposición de compuestos naturales llamados flavonoides que se suelen encontrar en el té negro, vino tinto y arándanos.

Según una investigación realizada por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Washington de San Luis, en Misuri (centro oeste), y publicada este miércoles en la revista Science, esta estrategia es eficaz para evitar daños de la gripe cuando la interacción se produce antes de la infección con el virus.

"Los flavonoides son comunes en nuestras dietas, así que una conclusión importante de nuestro estudio es que es posible que los flavonoides trabajen con microbios intestinales para protegernos de la gripe y otras infecciones virales. Obviamente, necesitamos aprender más, pero nuestros resultados son intrigantes", han señalado los expertos.

En concreto, durante su investigación, los científicos examinaron los microbios intestinales humanos y encontraron uno que metabolizó los flavonoides, el Clostridium orbiscindens, que degrada los flavonoides para producir un metabolito conocido como desaminotirosina, que mejora la señalización del interferón.

Los flavonoides son comunes en nuestras dietas, así que una importante conclusión de nuestro estudio es que es posible que los flavonoides trabajen con microbios intestinales para protegernos de la gripe y otras infecciones virales. Obviamente, necesitamos aprender más, pero nuestros resultados son intrigantes", señalan científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Washington de San Luis, en Estados Unidos.

 

"Cuando dimos desaminotirosina a los ratones y luego los infectamos con gripe, los ratones experimentaron mucho menos daño pulmonar que los ratones no tratados con desaminotirosina", han explicado los científicos, que señalan que los niveles de infección viral fueron idénticos a los de ratones que no recibieron el tratamiento.

"Los microbios y la desaminotirosina no previenen la infección de la gripe en sí: los ratones todavía tenía el virus; pero la desaminotirosina impidió que el sistema inmunológico dañara el tejido pulmonar. Esto es importante porque las vacunas anuales contra la gripe no siempre son eficaces para prevenir las infecciones", zanjan.

Los siguientes pasos incluyen la identificación de otros microbios intestinales que también pueden utilizar flavonoides para influir en el sistema inmunológico, así como explorar formas de aumentar los niveles de esas bacterias en personas cuyos intestinos no estén adecuadamente colonizados con esos microbios.

snz/mla/tas

Commentarios