• Un avión de guerra F-16 de la Fuerza Aérea turca se prepara para despegar de una base militar en Konya, centro-sur de Turquía.
Publicada: martes, 24 de noviembre de 2015 18:03
Actualizada: miércoles, 25 de noviembre de 2015 3:16

El Ministerio de Defensa de Rusia suspende todos los contactos militares con Turquía después de que un caza Sujoi-24 ruso fuera derribado por el Ejército turco.

“Los contactos con Turquía en el ámbito militar se interrumpirán”, dijo el martes el jefe del Departamento Operativo Principal del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Serguei Rudskoi.

La tripulación del avión se eyectó; según datos preliminares, un piloto murió en el aire a causa de fuego desde la tierra”, confirmó Serguei Rudskoi, jefe del Departamento Operativo Principal del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia.

“Ninguno de nuestros socios, los países que luchan contra (el grupo terrorista EIIL o) Daesh, nos habían informado de que las unidades de la llamada oposición moderada estaban en el área donde fue derribado el Su-24”, apostilló el teniente general ruso.

En otra parte de sus declaraciones reconoció que uno de los dos pilotos de la aeronave derribada murió en el aire al recibir disparos desde Tierra.

Las imágenes muestran al avión militar ruso Sujoi Su-24 tras ser atacado por un caza F-16 del Ejército turco. 24 de noviembre de 2015

 

“La tripulación del avión se eyectó; según datos preliminares, un piloto murió en el aire a causa de fuego desde la tierra”, dijo Rudskoi.

Miembros del autodenominado Ejército Libre Sirio (ELS), calificados por EE.UU. de “rebeldes moderados”, confirmaron en un video que tienen en su poder el cadáver de uno de los pilotos rusos.

Un miembro del ELS, grupo armado que lucha en Siria con el objetivo de derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, sostuvo que los pilotos estaban tratando de aterrizar en la zona controlada por el Ejército de Siria en la provincia de Latakia (oeste de Siria) para evitar ser capturados por los hombres armados, de acuerdo con el rotativo británico Belfast Telegraph.

El Ejército de Turquía anunció el martes que sus cazas F-16 habían derribado un Su-24 ruso que, supuestamente, había violado el espacio aéreo turco.

El Ministerio de Defensa ruso en un comunicado aseguró que los datos de los radares evidencian “inequívocamente” que el avión militar ruso no había violado el espacio aéreo de Turquía: los F-16 turcos violaron, de hecho, el espacio aéreo de Siria.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, tachó el ataque de “un apuñalamiento por la espalda” de los cómplices del terrorismo.

msm/nii/

Comentarios