• El ministro ruso de defensa, Serguei Shoigu, (decha) y su homólogo estadounidense Ashton Carter.
Publicada: viernes, 18 de septiembre de 2015 18:03

Los ministros de Defensa de Rusia y Estados Unidos han abordado este viernes mecanismos para combatir el terrorismo internacional.

Según el portavoz oficial del Ministerio de Defensa ruso, el mayor general Ígor Konashenkov; el ministro de defensa, Serguei Shoigu, y su homólogo estadounidense, Ashton Carter, han coincidido en la mayoría de las cuestiones relacionadas con la situación en Oriente Medio, en general, y en Siria e Irak, en particular.

Especial atención recibió la necesidad de coordinar los esfuerzos bilaterales y multilaterales en la lucha contra el terrorismo internacional”, ha indicado el portavoz oficial del Ministerio de Defensa ruso, el mayor general Ígor Konashenkov.

En una conversación telefónica de una hora de duración, Shoigu y Carter han prometido mantener contactos para debatir mecanismos en aras de solucionar la crisis de Siria, además de hacer frente a los takfiríes del EIIL (Daesh, en árabe), añade la fuente rusa.

En el mismo contexto, las partes han resaltado la necesidad de coordinar esfuerzos, tanto “bilaterales” como “multilaterales”, para combatir el terrorismo internacional.

"Especial atención recibió la necesidad de coordinar los esfuerzos bilaterales y multilaterales en la lucha contra el terrorismo internacional”, ha indicado Konashenkov a los medios locales.

Por su parte, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, ha sostenido que, durante esa jornada, Carter ha subrayado la importancia de mantener “consultas en paralelo con las conversaciones diplomáticas”, en un intento por garantizar una transición política en Siria.

Citando al jefe del Pentágono, Cook ha proseguido que Carter ha insistido en que “acabar” con Daesh figura entre los objetivos que han de ser materializados.

Se trata de la primera conversación telefónica mantenida entre Carter y Shoigu en materia de defensa, que se produce en medio de un duro intercambio de advertencias entre Washington y Moscú.

El 11 de septiembre, el presidente de EE.UU., Barack Obama, advirtió de que Washington no va a guardar silencio ante la estrategia que sigue Moscú a favor del presidente de Siria, Bashar al-Asad.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, sube el tono con Rusia por Siria.

 

En respuesta, Rusia advirtió a Estados Unidos de posibles “incidentes no deseados”, si Washington no habla sobre el tema con Moscú o no mantiene colaboraciones militares al respecto.

El pasado martes, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, advirtió que Estados Unidos aislaría a Rusia, si este último no cesa sus ayudas militares al Gobierno de Siria.

Rusia, por su parte, acusó a Washington de tratar de “contribuir” y ayudar a los extremistas de Daesh mediante la implementación de sanciones contra Moscú.

En días recientes, EE.UU. ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por una posible intervención militar rusa en Siria, después de que fuentes de la Inteligencia estadounidense, citadas el 5 de septiembre por el diario británico The Telegraph, confirmaran que Rusia está construyendo una base militar en Siria.

Desde el inicio de la crisis en Siria (mediados de marzo de 2011), incitada con la ayuda de varios países regionales y occidentales, más de 250.000 personas han muerto, entre ellas al menos 10.000 niños, según estima la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Además, la Red Siria para los Derechos Humanos informó el 4 de septiembre que unos 2209 niños sirios perdieron la vida entre enero y agosto de este año en curso, a causa de la violencia protagonizada por los terroristas.

ask/ybm/rba

Commentarios