• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, habla en una rueda de prensa, 7 de enero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 14 de octubre de 2021 16:51

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia tacha de “hipócritas e ilegítimas” las nuevas sanciones de la Unión Europea (UE) contra su país.

La Unión Europea amplió el lunes su lista negra sobre la reunificación de Crimea con Rusia, agregando a ocho personas, incluido el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) en la península de Crimea y Sebastopol, Leonid Mikhailiuk.

En este sentido, María Zajárova, portavoz de la Cancillería rusa, ha aclarado, en una rueda de prensa celebrada este jueves, que tales sanciones de la UE constituyen una amenaza para la integridad territorial de Ucrania, considerándolas como un ejemplo de la “hipocresía” del bloque comunitario, según recoge la agencia de noticias rusa TASS.

Al desarrollar su postura, ha manifestado que cualquier acto de imponer sanciones, que se toma sin supervisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), es ilegítimo según las reglas internacionales. “Es profundamente lamentable porque están motivados políticamente, no tienen nada que ver con la ley y la contradicen”, ha subrayado Zajárova.

La diplomática rusa ha hecho hincapié en que estas sanciones fueron aprobadas en vísperas de la cumbre Ucrania-UE, que tuvo lugar el 12 de octubre, enfatizando que esto fue una señal para Kiev, que la UE apoya sabotear los Acuerdos de Minsk.

 

 

Además, la portavoz de la Cancillería rusa ha puesto énfasis en que Rusia responderá a las referidas acciones hostiles de la UE.

Las relaciones entre Moscú y Kiev se han ido deteriorando, en particular, desde que la península de Crimea se reincorporó a la Federación Rusa tras un referéndum celebrado en marzo de 2014.

Desde entonces, Rusia y el Occidente, principal valedor de Kiev, siguen sin poder superar las brechas que surgieron a raíz de esta coyuntura que condujo a Ucrania a involucrarse en una campaña bélica contra los grupos soberanistas de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. 

Como medidas de presión, EE.UU. y la Unión Europa no solo impusieron una serie de sanciones a funcionarios, empresas y sectores económicos rusos, sino que además promovieron un conjunto de maniobras militares de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en los países europeos colindantes con el flanco occidental de la Federación Rusa.

mgh/tmv/tqi