• La sede del Consejo Europeo (CE) en Bruselas, capital de Bélgica.
Publicada: jueves, 4 de marzo de 2021 19:18

La Unión Europea (UE) extiende las sanciones impuestas contra nueve individuos por la anexión de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia.

El bloqueo europeo ha prologado por un año, hasta el 6 de marzo de 2022, las sanciones contra siete individuos a los que acusa de ser “responsables de la apropiación indebida de fondos estatales ucranianos en el marco de la anexión de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia”.

Mientras tanto, la Unión Europea ha decidido extender las sanciones por seis meses para otras dos personas y no extenderlas a otras dos que previamente estaban en su lista.

La UE y Estados Unidos han impuesto sanciones a Moscú desde 2014 después de que este territorio se separara de Ucrania y se adhiriera a Rusia a través de un referéndum en el que más del 96 % de los habitantes de la península apoyó la incorporación a la Federación Rusa.

Ucrania, así como el bloque comunitario, EE.UU. y sus aliados, no reconoció la anexión, considerando que la península de Crimea es un territorio ocupado.

 

Las medidas restrictivas, incluyendo castigos económicos y sanciones diplomáticas, implican la prohibición impuesta a estas personas para que entren en el territorio europeo y la congelación de los activos y bienes que tengan en el bloque.

Además, mantiene restricciones contra 177 individuos y 48 entidades relacionados con la construcción del puente y la vía ferroviaria que une la península con Rusia, a través del estrecho de Kerch.

El anuncio se produce mientras las relaciones entre la Unión Europea y Rusia atraviesan uno de sus peores momentos. El último episodio de desencuentro se halla en la injerencia occidental sobre un fallo judicial dictado contra el opositor ruso Alexéi Navalni, quien fue detenido el pasado 17 de enero en un aeropuerto de Moscú (capital rusa) a su regreso de Alemania por saltarse su régimen de semilibertad. 

La escalada de tensiones entre Rusia y Europa ha llegado a un punto en que Moscú expulsó a diplomáticos de Suecia, Polonia y Alemania, a los que acusa de haber participado en protestas no autorizadas a favor del aludido opositor.

nkh/ctl/rba