• La vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, en una rueda de prensa en Moscú, capital de Rusia, 17 de enero de 2020. (FOTO: AP)
Publicada: viernes, 3 de julio de 2020 7:40

Moscú dice que EE.UU. debería resolver sus problemas internos en lugar de hacer comentarios injerencistas sobre la votación constitucional de Rusia.

Primero, no interfieras en los asuntos internos de otros países. Segundo, cada Estado tiene el derecho de seguir sus propias políticas internas y externas. Y tercero, si interfieres, Todo lo que va, vuelve, le dijo el jueves la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova, al Gobierno de EE.UU.

La portavoz rusa declaró además que los estadounidenses necesitan resolver sus propios problemas internos. Ya es hora de que todos se preparen (...) y superen las divisiones domésticas más profundas, señaló, aconsejándoles a la vez que vivan como quieran dentro de sus fronteras, en su país. 

Asimismo, les invitó a enfocarse en los problemas domésticos que les aqueja y evitar emitir directivas. Pero cuando comienzan a dictar a otros, dada su retórica de los últimos diez a quince años, creo que deberían centrarse en sus propios problemas domésticos, concluyó Zajarova.

Las declaraciones de la Cancillería rusa se producen en respuesta a los comentarios del portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Morgan Ortagus, sobre la preocupación de Washington por los informes de posibles irregularidades en la votación constitucional de Rusia.

 

Ortagus dijo anteriormente que Estados Unidos estaba preocupado por los informes de los esfuerzos del Gobierno ruso para manipular el resultado de los recientes votos sobre las enmiendas constitucionales, incluidos los informes de coerción electoral, la presión sobre los opositores a las enmiendas y las restricciones de los observadores independientes de la votación.

Según ella, Washington está especialmente preocupado por una disposición en las enmiendas que potencialmente permitiría al presidente (Vladimir) Putin permanecer en el poder hasta 2036.

Según los resultados preliminares publicados el miércoles, el 73,55 % de los rusos votó a favor de las más de 200 enmiendas constitucionales solicitadas por el mandatario ruso, por lo que su victoria le permite volver a presentarse dos veces más y gobernar hasta 2036.

El presidente ruso cuenta con una elevada popularidad entre el pueblo de Rusia. Esa popularidad ha alcanzado los picos más altos durante los conflictos bélicos, como la guerra con Georgia en 2008, donde obtuvo un histórico 88 %, o tras la anexión rusa de Crimea en 2014, con un 86 %.

rtk/ktg/mnz/hnb