• Vista general de una aldea palestina en la localidad cisjordana de Tulkarm, 3 de marzo de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 21 de mayo de 2020 22:25

Rusia advierte que el plan israelí de anexarse extensas partes de la ocupada Cisjordania provoca nueva escalada de violencia en la región.

El Ministerio de Exteriores de Rusia ha alertado este jueves que los planes expansionistas del régimen de Israel tramados para devorar más tierras de la ocupada Cisjordania podrían desencadenar una nueva escalada de violencia en los territorios palestinos y desestabilizar la situación en Asia Occidental.

Planes unilaterales de Israel contradicen las normas del derecho internacional”, ha destacado el comunicado emitido por la Cancillería rusa.

Dicha medida israelí, según el texto, imposibilitara la continuidad territorial de Cisjordania, que es “una condición inalienable de la viabilidad del futuro Estado palestino bajo las fronteras de 1967”.

Asimismo, la Cancillería rusa ha llamado a los palestinos e israelíes que eviten cualquier acción provocadora de una nueva escalada de violencia e impidan la creación de obstáculos y condiciones para la reanudación del diálogo directo entre las dos partes.

 

Además, ha anunciado que Rusia continuará los contactos con representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) para poder organizar una reunión con la posible participación de países árabes interesados y de la Liga Árabe (LA) acerca de este tema.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su exrival en las elecciones, Benny Gantz, sellaron el pasado abril un pacto para acabar con el largo bloqueo político, y acordaron, entre otros asuntos, proceder a la anexión de extensas partes de la ocupada Cisjordania a partir de julio: una medida repudiada tanto por los palestinos como por la comunidad internacional.

La anexión israelí de partes de la ocupada Cisjordania es parte del llamado ‘acuerdo del siglo’ presentado en enero por EE.UU. Dicho plan otorga a los palestinos una autonomía limitada dentro de una patria discontinua, deja en manos de Israel el cotizado valle del Jordán y olvida la problemática de millones de refugiados palestinos deseosos de retornar a sus tierras.

Las autoridades palestinas aseguran que el pueblo palestino no se va a quedar de brazos cruzados ante los crímenes de Israel y plantará cara a los planes del nuevo ejecutivo de coalición israelí.

nlr/lvs/mkh