• Soldados sirios en la ciudad de Tal Tukan en el este de la provincia de Idlib.
Publicada: viernes, 7 de febrero de 2020 2:18
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 3:22

Rusia resalta la inquietud de EE.UU. y sus aliados ante el avance exitoso de las fuerzas sirias y las consecuentes derrotas de los terroristas y grupos armados.

Esa preocupación, según el representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia, se observa en las convocatorias de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) justo cuando el Ejército sirio, junto con sus aliados, gana terreno ante los terroristas.

“Las reuniones no planificadas del Consejo (de Seguridad de Naciones Unidas) siguen un patrón: se convocan solo cuando los terroristas en Siria están bajo amenaza y el Gobierno de Siria está recuperando el control de su territorio”, ha fustigado este jueves Nebenzia.

En concreto, el diplomático ruso ha cargado contra EE.UU., el Reino Unido y Francia, por haber pedido la reunión en momentos en que el Ejército sirio apunta un logro tras otro en el marco de su megaoperación antiterrorista en el noroeste del país.

Nebenzia se ha referido también a unas declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en las que acusó a Rusia, Siria, Irán y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) de supuestamente arriesgar la vida de los civiles en la provincia de Idlib, último feudo de los terroristas en el país árabe.

Para el representante ruso, las fuerzas sirias han eliminado a miles de terroristas, por tanto, los comentarios de Pompeo confirman el apoyo de Washington a los terroristas.

 

El diplomático ruso ha recordado que la ofensiva siria responde a las constantes violaciones por parte de los terroristas del acuerdo de Sochi, sellado en septiembre de 2018 por Rusia y Turquía, que establecía la creación de una zona desmilitarizada entre los extremistas y las fuerzas sirias en esa provincia. “Idlib no es un país, es una provincia siria”.

A este respecto, ha dicho que hubo más de 1400 ataques terroristas por parte de la llamada Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe) en la referida región a finales de 2019.

Por otra parte, ha denunciado la falta de atención a las violaciones de los terroristas en la provincia de Homs (oeste), donde los extremistas recurren a la destrucción de las infraestructuras de petróleo y gas, añade.

Nebenzia ha reiterado también los llamados de Moscú para levantar las sanciones contra Siria y enfatiza la necesidad de devolver a Damasco sus yacimientos petrolíferos; este último mensaje está dirigido directamente a Washington, que ha confirmado su control sobre el petróleo sirio.

El Ejército sirio y sus aliados llevan a cabo las labores necesarias para despejar la provincia de Idlib de la presencia de los terroristas. En los últimos días, han intensificado su ofensiva y el jueves logró entrar en la estratégica ciudad de Saraqib.

Tanto Damasco como Moscú denuncian los ataques de los terroristas a la población civil, instalaciones civiles y de servicios, como hospitales, escuelas y lugares de culto.

tqi/ncl/nlr/mjs