• El premier ruso, Dmitry Medvedev (izda.), y el presidente filipino, Rodrigo Duterte, se saludan antes de la cumbre de ASEAN, 13 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 1:47
Actualizada: martes, 14 de noviembre de 2017 18:51

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, ha asegurado este lunes que Rusia continuará suministrando armas a Filipinas; mientras Manila se aleja de EE.UU.

“Continuaremos proporcionándole toda la asistencia posible en esta esfera [lucha antiterrorista]… (incluyendo) la entrega de armas y equipos militares”, ha dicho el premier ruso.

Así, Medvedev ha mostrado el firme apoyo de Moscú a Manila en su lucha contra el terrorismo durante una reunión mantenida con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, en la que ha subrayado la estrecha cooperación que mantienen los dos países en muchos aspectos.

A continuación, el alto funcionario ruso ha recalcado que la lucha contra el terrorismo y la restauración de la ley y el orden deberían ser prioridades para todos los países, sobre todo para aquellos que tienen relaciones amistosas.

Continuaremos proporcionándole toda la asistencia posible en esta esfera [lucha antiterrorista]… (incluyendo) la entrega de armas y equipos militares”, declara el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev.

 

Por su parte, el dignatario filipino ha agradecido las ayudas de la Federación Rusa a su país, en particular en este “momento decisivo” en que, según sus palabras, Filipinas vive una difícil situación política y militar.

“Podríamos usar armas entregadas por Rusia para derrotar a los terroristas. Uno de los tres jefes de esos grupos armados ha sido asesinado con un rifle de francotirador ruso”, ha explicado el mandatario filipino.

Desde su llegada al poder en junio de 2016, Duterte ha declarado sus intenciones de adoptar una política “independiente” de los intereses de Washington, hecho que ha tensado la histórica alianza entre Manila y Washington, su antiguo colonizador.

Duterte, en un ultimátum a Washington, pidió que retire sus tropas del territorio filipino hasta el 2022 y “se olvide” del acuerdo militar y defensivo bilateral firmado en 2014, que facilita la presencia estadounidense en el mar de China Meridional.

Al parecer, el jefe de Estado filipino busca sustituir a EE.UU. por Rusia y China en la compra de armas y ha retado a la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) a intentar derrocarlo.

zss/ncl/mnz/hnb

Commentarios