• Un miembro del grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe).
Publicada: martes, 10 de mayo de 2016 18:15
Actualizada: miércoles, 11 de mayo de 2016 2:20

El grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe) informa haber ejecutado a una espía rusa, llamada Elvira Karaeva, que se había infiltrado en sus filas y había facilitado a las autoridades rusas información sobre esta banda terrorista.

Según un informe de la revista del EIIL en idioma ruso Istok, titulado “Elvira Karaeva, agente de los servicios especiales de Rusia”, la espía se habría integrado al grupo en la región del Cáucaso por un periodo de 4 años.

Elvira, agrega la nota, filtró datos, incluidas fotos y ubicaciones, sobre un sin número de miembros del EIIL al Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, en ruso) y fue la causante de sus muertes en los ataques realizados por las fuerzas rusas.

Como explica la nota, Elvira fue detectada por miembros del EIIL e interrogada varias veces. Pese a que en numerosas ocasiones logró convencer a los takfiríes de su inocencia, al final confesó y fue ejecutada, prosigue.

La espía rusa se había casado con un miembro del EIIL llamado Abu Muslim, a quien mató envenenándolo. Además, ayudó en el asesinato de otros seis hombres y una mujer, todos ellos miembros del EIIL.

Hasta el momento, el Gobierno ruso no se ha pronunciado al respecto.

Las fuerzas antiterroristas rusas han intensificado sus operativos en el Cáucaso después de que el 24 de junio, grupos terroristas activos en Daguestán, Chechenia, Ingusetia y Kabardina —cuatro repúblicas del Cáucaso septentrional, parte del territorio ruso— declararan su lealtad al líder del EIIL, Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi, y este aceptara dicho juramento.

Rusia tiene que hacer frente a una amenaza terrorista que ha aumentado significativamente tras el inicio de la campaña antiterrorista del Kremlin contra las posiciones de grupos extremistas en Siria.

tas/anz/rba