• El Canciller de Irán, Hosein Amir Abdolahian (izda.), y el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, en una reunión en Nueva York, EE.UU.
Publicada: viernes, 26 de noviembre de 2021 14:45

El canciller iraní dice que el Occidente debería sentarse en la mesa de diálogos en Viena con un enfoque nuevo y constructivo, mientras Irán actúa de buena fe.

Este viernes, a tres días de la nueva ronda de las conversaciones de Viena (Austria) con el objetivo de eliminar las sanciones y revitalizar el acuerdo nuclear suscrito en 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, ha mantenido una conversación telefónica con el jefe de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en la que ha denunciado el comportamiento contradictorio de Estados Unidos y la inconsistencia de sus palabras y acciones.

El titular persa ha destacado el comportamiento contradictorio de Washington, a la hora de anunciar su disposición para regresar al PIAC, y, al mismo tiempo, imponer una serie de sanciones contra individuos y empresas iraníes, en las últimas dos semanas.

Por lo tanto, ha insistido en el levantamiento completo de las sanciones impuestas contra la nación iraní, e instado al Occidente a ir a Viena “con un enfoque nuevo y constructivo”.

De hecho, ha enfatizado que se puede llegar a un acuerdo bueno e inmediato, si las otras partes vuelven a cumplir plenamente con sus obligaciones y se levantan las sanciones impuestas contra el país persa.

Irán participa en diálogos con buena fe y seriedad

“A pesar del incumplimiento del tratado por parte de Estados Unidos y los tres países europeos, asistimos a las conversaciones de Viena con buena fe y seriedad, y deseamos un acuerdo bueno y verificable”, ha afirmado el jefe de la Diplomacia persa.

 

Amir Abdolahian también ha subrayado que el regreso al PIAC, en práctica, debería significar adherirse a todo el contenido del mismo. Además, “debe haber una garantía seria y suficiente de que Estados Unidos, en quien no hay confianza, no dejará el PIAC nuevamente”, ha agregado.

Por su parte, Borrell ha señalado que “la única manera de levantar las sanciones pasa por la reactivación del PIAC”.

El máximo responsable de la Diplomacia de la UE además ha expresado su esperanza de que las partes participen en las conversaciones de Viena con un enfoque positivo y pragmático, y con una fuerte voluntad de discutir los problemas no resueltos y el levantamiento de las sanciones.

Hasta el momento, se han celebrado seis rondas de diálogos en Viena entre Irán y los firmantes del acuerdo nuclear, o sea, el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania. La próxima ronda de las conversaciones está prevista para el próximo 29 de noviembre.

Las autoridades iraníes ya han dejado claro en reiteradas ocasiones que lo que les importa es el levantamiento efectivo de las sanciones y la normalización de las relaciones comerciales y económicas con Irán, y que cualquier acuerdo debe cubrir las demandas de Irán en este sentido. Además, han pedido a otras partes del JCPOA volver a cumplir sus compromisos bajo el pacto nuclear.

nkh/mmo/tqi