• Representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: miércoles, 6 de octubre de 2021 3:32

Irán denuncia que las sanciones son un “acto terrorista” porque apuntan a la gente común y buscan crear caos y enfrentamientos entre pueblos y gobiernos.

Independientemente de si las sanciones unilaterales afectan la capacidad de los países para combatir el terrorismo, estas sanciones se dirigen a la gente común”, denunció el martes el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.

En la 6.ª Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), el diplomático iraní subrayó que los embargos tienen como objetivo crear caos y desorden en los países, así como enfrentar a pueblos contra sus gobiernos, lo que, remarcó, “se considera en sí mismo un acto terrorista”.

Al subrayar el compromiso inviolable de Irán en la lucha contra el terrorismo, Tajt Ravanchi hizo hincapié en que la única forma de luchar contra el terrorismo es enfrentarse a sus raíces, incluida la ocupación y la intervención militar en otros países.

 

De acuerdo con el representante de Irán, la falta de una convención global integral contra el terrorismo y de un consenso general para determinar una definición única de terrorismo constituyen un pretexto para que algunos países abusen de la aplicación de dobles raseros en la lucha contra el terrorismo.

El expresidente de EE.UU. Donald Trump abandonó en 2018 el acuerdo nuclear con Irán, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y reimpuso todos los embargos que se habían levantado en virtud del pacto firmado en 2015, e impulsó una campaña de “máxima presión” para obligar a la República Islámica a sentarse en la mesa de diálogo y rehacer uno nuevo, los que Irán calificó de “terrorismo económico”.

mdh/ncl/fmk