• El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, celebra una ceremonia religiosa en Teherán, 17 de enero de 2021. (Foto: Khamenei.ir)
Publicada: sábado, 23 de enero de 2021 3:00

Twitter suspende una de las cuentas del Líder de Irán en la que promete venganza contra el expresidente de EE.UU. Donald Trump por el asesinato de Qasem Soleimani.

La cuenta @khamenei_site, que pertenece al portal web del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha sido suspendida este viernes por la red social estadounidense, tras la publicación de una imagen que muestra a un golfista, parecido al expresidente de Estados Unidos Donald Trump jugando en un campo, mientras un avión no tripulado (dron) sobrevuela el área.

En la foto también hay un texto que indica que el autor del asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani no podrá escaparse de la venganza.

La venganza es segura. Los que ordenaron el asesinato del general Soleimani, así como los que lo llevaron a cabo deben ser castigados. Aunque los zapatos de Soleimani tienen más valía que la cabeza de su asesino, se han atrevido a cometer un error y deben esperar la venganza. Tanto el autor como el que ordenó este asesinato sepan que esta venganza ciertamente sucederá en cualquier momento”, se lee en el texto que se hace eco de las afirmaciones del ayatolá Jamenei.

 

Un portavoz de Twitter sugirió que la suspensión permanente de esta cuenta no se debe a la amenaza, sino que ha alegado una violación de las políticas de la red social, en concreto “una cuenta falsa”.

Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, cayó mártir la madrugada del 3 de enero de 2020 en un atentado terrorista, ordenado por Trump, en Bagdad, capital iraquí. El subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, Abu Mahdi al-Muhandis, también perdió la vida durante dicho ataque.

Días después del asesinato, Irán realizó un ataque con misiles contra la base estadounidense Ain al-Asad en la provincia de Al-Anbar (oeste de Irak). Sin embargo, el Líder de Irán ha dejado claro que esto fue “solo una bofetada” y todavía “queda la dura venganza que se hará en el momento y en la forma adecuados”.

Las páginas y cuentas del Líder de Irán han sido blanco, en varias ocasiones, de restricciones y bloqueos ilegales en redes sociales como Facebook y Twitter.

A principios de enero, esta plataforma eliminó un tuit de la cuenta en inglés @khamenei_ir, que cuestionaba la confiabilidad de las vacunas contra el coronavirus, de fabricación británica y estadounidense.

tmv/ctl/mkh