• El presidente del Parlamento de Irán, Mohamad Baqer Qalibaf (C), durante una sesión del Legislativo en Teherán, la capital, 31 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 13 de diciembre de 2020 14:31

El presidente del Parlamento de Irán felicita a Venezuela la exitosa realización de las elecciones legislativas, a pesar de las presiones de Washington.

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Mohamad Baqer Qalibaf, ha expresado sus felicitaciones a Venezuela en un mensaje enviado este domingo al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) del país sudamericano, Diosdado Cabello, en el que ha destacado el importante papel de las relaciones parlamentarias en el fortalecimiento de los nexos de amistad entre las dos naciones.

“Al hacer hincapié en la política estratégica de los dos países para mantener la independencia y luchar contra las medidas hegemónicas de EE.UU., y contrarrestar las sanciones opresivas […] espero que, en el próximo período [de la Asamblea Nacional de Venezuela] la cooperación bilateral se desarrolle y amplíe aún más en varios campos”, ha indicado Qalibaf.

Los comicios legislativos para elegir un nuevo Parlamento en Venezuela se efectuaron el pasado domingo. En estas elecciones, más de 20 millones de venezolanos estaban convocados a acudir a las urnas para elegir a 277 diputados de entre un total de 14 400 candidatos, para el período 2021-2026, y el Gran Polo Patriótico (GPP) consiguió el 68,43 % de los 6,2 millones de votos emitidos, según cifras oficiales.

 

Irán y Venezuela ya cumplen 70 años de relaciones desde el establecimiento de sus lazos bilaterales. Ambos Estados mantienen vínculos diplomáticos con una visión estratégica de la geopolítica en varios ámbitos de cooperación, como el energético, el científico y el sanitario, entre otros.

Tanto Irán como Venezuela son objeto de los embargos estadounidenses, pero han acercado posturas para superar las presiones ejercidas desde Washington, que ha impuesto más de 150 sanciones a los venezolanos con el objetivo ulterior de derrocar al presidente bolivariano, Nicolás Maduro.

Pese a las amenazas de la Administración norteamericana, Irán envió, en mayo, a Venezuela, cinco buques cisterna —Clavel, Petunia, Fortune, Forest y Faxon—, cargados con 1,53 millones de barriles de gasolina para paliar la escasez de combustible que asolaba a la nación bolivariana a raíz de las draconianas medidas restrictivas aplicadas desde la Casa Blanca.

Además, Teherán, en el marco de su alianza con Caracas, envió en junio un cargamento de alimentos a Venezuela para inaugurar el primer supermercado iraní en el territorio venezolano.

nkh/anz/mjs