• El presidente de Irán, Hasan Rohani, habla en el 75.º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, 22 de septiembre de 2020. (Foto: President.ir)
Publicada: miércoles, 23 de septiembre de 2020 11:14

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha aseverado que la próxima Administración de EE.UU. se rendirá inevitablemente ante la resistencia de la nación iraní.

Cualquier Administración estadounidense después de las próximas elecciones no tendrá más remedio que rendirse a la resistencia de la nación iraní”, dijo el martes en una parte de su discurso virtual ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Rohani dejó claro que el país persa está firmemente decidido a defender su independencia y su libertad nacional en cualquier circunstancia. “La libertad política es importante para nosotros. Nosotros, como la democracia más antigua de la región de Asia Occidental, estamos orgullosos de que nuestro pueblo determine su destino y no intercambiaremos la libertad nacional con la interferencia extranjera”, apostilló.

Por lo tanto, prosiguió el mandatario, la República Islámica se resiste a ser utilizada como “moneda de cambio” en las elecciones estadounidenses y su política interna.

 

El Estados Unidos del presidente Donald Trump recientemente ha sufrido dos fracasos en la comunidad internacional —el 14 y el 21 de agosto— cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) rechazó su propuesta para prorrogar el embargo de armas contra Irán y su iniciativa formal para activar las sanciones internacionales contra Teherán, bajo el mecanismo de reactivación inmediata de sanciones estipulado en el acuerdo nuclear de 2015.

Washington, que quemó todos sus cartuchos para reimponer, en vano, las sanciones a Irán, recurrió a tomar medidas unilaterales, pues, afirmó el sábado que volvió a entrar en vigor las sanciones internacionales contra Irán, las cuales habían sido levantadas en virtud del pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Irán, por su parte, tacha de “nulo e ineficaz” el intento de EE.UU. por restaurar las sanciones antiraníes de las Naciones Unidas, e insiste en que EE.UU. no se encuentra en posición de imponer a los iraníes una renegociación del acuerdo nuclear ni menos aún de amenazarlos con la guerra como forma de coacción.

msm/ktg/nkh/mjs